free hit counter script

sábado, septiembre 10, 2005

¿Os gusta la lluvia?

Era un día cualquiera de agosto, de esos calurósos y húmedos. No sabía por que estaba ahí, cuando podría estar difrutando de su aire acondicionado en casa. Estaba agobiada y necesitaba salir. ¿Hay algo mejor que un paseo por el monte? se preguntó. Pero como siempre, se estaba arrepintiendo. Estaba empapada en sudor y la mochila parecía estar llena de piedras. Estaba aún a medio camino. Pudo notar como una ráfaga de aire frio recorrió todo su cuerpo, un poco de alivio.

Tras una tortuosa caminata llegó a la cima. Entonces recordó por que le gustaba ir al monte. Bajo sus pies un impresionante vacío de más de 500 metros surcado por un escuadrón de águilas, y de frente un mar de montañas. Se quedó ahí, de pie, al borde de la muerte, impresionada por el paisaje. Pero el tiempo había cambiado, y las nubes se habían apoderado de los cielos. La humedad persistía. Y el calor, ese maldito calor. Al poco rato, pudo notar en el aire ese característico olor dulzón a tierra mojada que tanto le gustaba. La lluvia estaba cerca. Miró alrededor y pudo ver en las cercanías una especie de edificación avandonada. Decidió guarecerse en ella, recogió todo y se encaminó hacia ahí.

Se puso a llover. Al principio léntamente, pequeñas gotas de lluvia golpeban las flores y las hojas de los robles. Chas, chas, chas cada golpe de las gotas de agua, como un metrónomo. Al poco rato, la lluvia era intensa y empapaba con violencia la tierra. Se encontraba incomoda, sentía el cuerpo pegajoso debido al sudor, y el olor, ese olor.... Lanzó una mirada furtiva alrededor. No vió a nadie. Estaba pensando en hacer una locura. No no, no puedo hacerlo, debo de estar loca pensó. Este maldito sudor. Volvió a mirar. No había nadie. La lluvia no cesaba. Casi sin pensarlo y en un arrebato, se quitó la ropa. Toda la ropa. No podía creer lo que estaba haciendo. Salío con decisión de su refugio y se puso bajo la lluvia.

Las gotas la golpeaban suavemente. Estaban frias. Permaneció un rato asi, mirando al cielo con los ojos cerrados, girando y dando vueltas lentamente con los brazos abiertos, hasta que todo su cuerpo desnudo estubo mojado. Se tumbó sobre la yerba y dejó que el agua y las gotas recorrieran cada rincon de su piel. Cerro los ojos y se avandonó al dios de los sueños. Era feliz, era libre. Jamas había sentido tanta pureza. Perdió la noción del tiempo.

La lluvia cesó lentamente, chas, chas.....chas..........chas...................chas.. ............y dió paso al más maravilloso arcoiris que jamas había visto. Se incorporó y dejó que los tímidos rayos de sol la bañaran. Sintió su calor, y como las gotas de lluvia se evaporaban lentamente. Su cuerpo se estremeció con la brisa. Hora de marcharse. No quería. Se vistió y emprendió el camino de regreso. Una sonrisa picarona delataban su felicidad. No se lo contaría a nadie...


Este sueño me ha perseguido desde que me aficioné a la montaña, algún dia lo haré realidad. ¿algun loco/a más quiere compartirlo conmigo?

Etiquetas:

6 Tus Comentarios:

At 10/9/05 6:29 p. m., Blogger Alice said...

Que curioso, por lo que hablábamos antes, ¿verdad?

Siempre me pasan estas cosas.

 
At 10/9/05 7:56 p. m., Blogger jani said...

bueno , no estaria nada mal hacer eso , cuando lo estaba leyendo , he recordado una anecdota.

hara unos5 años aproximadamente, habiamos ido mi ex(ahora) a dar un paseo por el rio , y estabamos paseando por la chopera(creo k la has visto en fotos)y d repente empezo a llover, pues nos sentamos en el suelo y empezamos a besarnos(trankilo k no es porno), estuvimos mas d una media hora solo besandonos muy lentamente ,y la gente k pasaba con direccion a su casa , nos miraba como diciendo estos jovenes k locos estan.

despues d la paliza k t acabo d meter , m despido , gracias por recordarme viejos momentos.

un beso

 
At 11/9/05 3:13 a. m., Blogger V said...

Siempre se pone a llover en el mejor momento. Me gusta.

 
At 11/9/05 12:50 p. m., Blogger Aitor Luque said...

yo eso ya lo he hecho. pero en vez de monte en la playa. adoro el nudismo

 
At 11/9/05 3:19 p. m., Blogger MaTKoW said...

Pues me encanta la idea la verdad, siempre soñe con hacer algo asi, pero nunca encuentras el momento (aunque espero que este cerca ^^). Me ha encantado :)

 
At 12/9/05 2:27 a. m., Blogger Rey Sombra said...

Me gusta la lluvia, nunca uso paraguas, y no entiendo ese miedo a lo que cae del cielo; es simplemente agua, ¿no?
He corrido bajo la lluvia -literalmente, vamos- en pantalón corto y sin camiseta, recibiendo de frente las primeras aguas del otoño, cuando aún hace calor y el olor a tierra mojada es más que evidente. Con la bici también me ha caído algún que otro chaparrón gordo; en la montaña, me da respeto, sobre todo a cierta altura, y suelo encomendarme a San Gore-Tex que está en los cielos. Entiendo perfectamente tu anhelo, tu sueño, quizá más factible a nivel del mar, en la playa, pero, sí...me hubiera gustado haber vivido algo parecido este verano, al pie del Mulhacén, en La Caldera, en lugar de haber encontrado un paisaje casi lunar, seco, seco, seco...

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores