free hit counter script

lunes, febrero 08, 2016

Leungane (1008 m) y Obako Atxa (853 m)

Aramotz es ese gran desconocido de la geografía vizcaína. No es tan espectacular como Urkiola, pero si te gusta la caliza y los lugares solitarios, tienes que ir a conocerlo. Además, tienes el aliciente de los pequeños pueblos y barriadas de caseríos que jalonan sus laderas. Nos acercamos con el coche hasta el barrio de Oba, en Dima.

La idea era recorrer algunas de las crestas de Aramotz. Habían anunciado buen tiempo, pero ya vimos desde el principio que íbamos a tener nubes. Cruzamos el barrio de Oba y tomamos un camino vecinal que comunica Oba con Artaun. Nos metimos en el bosque y hacía mitad de camino, lo abandonamos y tomamos un PR que se encarama a aramotz.


Partimos de Oba (I)


Partimos de Oba (II)


Partimos de Oba (III)


Partimos de Oba (IV)


Hacia Obako Atxa (I)


Hacia Obako Atxa (II)


Hacia Obako Atxa (III)


Hacia Obako Atxa (IV)


Hacia Obako Atxa (V)


Hacia Obako Atxa (VI)


Hacia Obako Atxa (VII)

Tras recorrer un tramo de sendero, salimos del bosque y cogimos una canal herbosa de fuerte pendiente. Sudamos de lo lindo, pero por fin la dejamos atrás y llegamos a la zona alta de la sierra de Aramotz.


Por la canal (I)


Vistas desde la canal (I)


Vistas desde la canal (II)


Por la canal (II)


Por la canal (III)


Por la canal (IV)


Por la canal (V)


Por la canal (VI)


Por la canal (VII)


Por la canal (VIII)


Por la canal (IX)


Por la canal (X)


Por la canal (XI)

EN vista de que la meteorología se estaba torciendo más rápido de lo que nos hubiera gustado, decidimos variar el plan e ir directamente a Obako Atxa, un modesto peñasco, pero que aún no había subido. Estaba cerca de la salida de la canal, así que no tardamos mucho.


Hacia Obako Atxa (I)


Hacia Obako Atxa (II)


Hacia Obako Atxa (III)


Hacia Obako Atxa (IV)


Hacia Obako Atxa (V)


Hacia Obako Atxa (VI)


Hacia Obako Atxa (VII)


Obako Atxa (I)


Obako Atxa (II)


Anboto desde Obako Atxa

Para no "columpiarnos", nos bajamos de Obako Atxa y decidimos ir raudos y veloces al cercano Leungane, cima más alta del macizo de Aramotz. Está cerca y apenas hay que cruzar unas campas y remontar una ladera.


Subimos a Leungane (I)


Subimos a Leungane (II)


Subimos a Leungane (III)


Subimos a Leungane (IV)


Subimos a Leungane (V)


Subimos a Leungane (VI)


Subimos a Leungane (VII)


Subimos a Leungane (VIII)


Subimos a Leungane (IX)

Llegando a la cima se desató el infierno. No nos libramos, y se puso a llover con bastante mala leche. No mucha lluvia, pero si con mucho viento. Así que recogimos todo rápidamente, nos metimos debajo de unos árboles que había cerca de la cima y esperamos a que escampara. Cuando paró un poco, nos pusimos de nuevo en marcha y volvimos a Oba, pero no por donde habíamos subido, sino que le dimos la vuelta a Obako Atxa.

Tras la mañanera, llegamos a tiempo a casa para comer. Nos hubiera gustado haber visitado la cueva de Obako Atxa, pero lo dejamos para otro día.


En Leungane (I)


En Leungane (II)


Volvemos a Oba (I)


Volvemos a Oba (II)


Volvemos a Oba (III)


Volvemos a Oba (IV)


Volvemos a Oba (V)


Volvemos a Oba (VI)


Volvemos a Oba (VII)


Volvemos a Oba (VIII)


Volvemos a Oba (IX)


Volvemos a Oba (X)


Volvemos a Oba (XI)


Obako Atxa


Etiquetas: ,

                             Posts anteriores