free hit counter script

lunes, septiembre 26, 2005

Bélgica (Primera parte)

Hola a todos/as. He regresado de mi semana de relax por las tierras de Flandes. He visitado ciudades, he visto cosas y lugares, pero sobre todo me he reencontrado con amigos. Amigos de otro país, con otras costumbres, otra forma de vivir y otra forma de ver el mundo. Eso es algo que me gusta, conocer otras gentes, otros lugares, para enriquecerme, para aprender, para crecer como persona. El viaje más o menos ha sido lo que intuía, así que no me ha decepcionado.

El lunes llegué a Bruselas tras un periplo un tanto loco. De Bilbao volé a Madrid, y de de Madrid a Bruselas sobrevolando Bilbao. A very stupid trip. El aeropuerto de Bruselas es grande y largo, así que desde que te deja el avión tienes que correr bastante para llegar antes que tus maletas a la cinta. Lo conseguí. Cogí la mochila y me fui a la estación de tren subterránea para coger el primer tren a Gante. Tuve suerte y el primero que salía pasaba por Gante, así que no fue necesario hacer trasbordo en Brussels Zuid. Le mandé un sms a mi amigo Didier para decirle que llegaría a la estación de Gent Sint Pieters sobre las ocho y media de la tarde. El tren se encaminaba hacia mi ciudad de adopción. Mientras llegábamos no pude evitar recordar muchos momentos. Muchos. Entonces vi la residencia de estudiantes donde viví cuatro meses. Las primeras lagrimillas se asomaron. Ahí estaba Didier, con su cara de despistado. Nos dimos un apretón de manos y comenzó el viaje de verdad. Los belgas son un tanto parcos a la hora de expresar sus sentimientos, pero se notaba que Didier estaba feliz de verme. Y yo de verle a él.

Me llevó en su coche a mi Bed and Breakfast, que por cierto estaba cerca de su casa y prácticamente en el centro histórico. Una casa deliciosa, buen trato, una habitación enorme y confortable y un desayuno enorme por las mañanas. Tenía que compartir ducha y baño. Ningún problema. Tras dejar los bártulos en la habitación nos reunimos con Danielle. Una alegría volver a verla. Tres besos (en Gante son tres, aunque en otros lugares de Bélgica solo se dan 2 y en otros 1) y a cenar. Me llevaron a un sitio típico flemish y como no entendía ni papa del menú me lo tradujeron. Les pedí asesoramiento. Quería probar la comida típica de Flandes. Para beber no hizo falta jejejej, una Westmalle Double hecha por unos monjes. El caso es que me invitaron a cenar. La cocina belga no es que sea muy buena, pero bueno, asesorado se pueden pillar buenos platos.

Estuvimos hablando largo y tendido de muchas cosas. De muchas. Una noche muy agradable. No hay fotos. Fue un momento íntimo. Nos fuimos pronto, más de lo que a mi me hubiera gustado, pero Didier defendía al día siguiente su Tesis Doctoral. Didier y su novia vinieron a mi Tesis, así que le quise devolver el favor, y apoyarle. Además quería volver a Bélgica.

Al día siguiente me levanté pronto y salí a dar una vuelta por Gante. Pasear. A cada paso que daba recordaba pasajes no muy lejanos de mi vida. Por cada foto un recuerdo, Por cada recuerdo un amigo. Estaba muy excitado. Mucho. El caso es que había quedado con mi jefe de cuando estuve en el laboratorio en Gante, Peter Vandenabeele. Un tío grandote y muy campechano. Hablamos de muchas cosas. De muchas. Desde ciclismo hasta de trabajar juntos en proyectos futuros. Una parte de mi viaje también era de negocios. Siempre que estamos juntos en congresos, etc siempre me dice lo mismo you know kepa, you are always wellcome. Eso me halaga por que se que lo dice de verdad. Trabajé esos 4 meses mucho. Publiqué dos artículos. Me invitó a comer a un foundie. me trinque una Palm. Es una buena elección para comer, muy parecida a la Volldamm.

Luego fuí a comprar una caja para meter el regalo de Didier, que además de leer la Tesis, su cumpleaños es el martes. Le compré una botella de vino tinto, un surtido de ibéricos, un queso Idiazabal y un disco doble de Oskorri. Extraña combinación, pero creerme que otra cosa no le hubiera hecho tanta ilusión.

Os pongo las primeras fotos. He tomado la decisión de reducir el tamaño de las mismas a 1600x1200, por que voy a colgar muchas y voy a dar prioridad al número. Hasta ahora las colgaba al doble de tamaño, el original, pero cuando acabe lo de Bélgica volveré a ponerlas al tamaño guay. Espero que no pierdan mucha calidad. Si ese es el caso hacérmelo saber.



Desenfocado

Bruselas en tren

Llegada a Gante

Vistas desde la habitación

Torre de la catedral

Mi habitación

Etiquetas: ,

3 Tus Comentarios:

At 27/9/05 7:31 a. m., Blogger MaTKoW said...

Asi que empieza el viaje :)
Estas habitaciones que son como "golfas" con las paredes inclinadas, me encantan. Siempre he querido tener una habitación asi. Y que vistas. Son muy diferentes a las que puedo tener si me asomo ahora a mi ventana. Más bonitas. Esperaremos a la parte 2 :)

 
At 27/9/05 9:34 a. m., Blogger Alice said...

Que miscelanea de emociones, que intensos los reencuentros, ¿verdad? Me da nostalgia ver las fotos, empatía supongo.

Besos.

 
At 27/9/05 2:04 p. m., Blogger jani said...

veo k has disfrutado mucho , m alegro , y si yo tb ire antes d navidades pero el viaje del k hablo en mi flog es otroa otro ditio.

las fotos son preciosas y esa vista desde la hbt joee, nada comparable a lo k hay aki, d todas maneras el dia k vaya ire a casa d mi amiga.

un beso(vaya chapa)

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores