free hit counter script

lunes, enero 29, 2007

Genova, ciudad renacentista: Primera parte

A Génova he ido varias veces por temas de trabajo. Se llega vía Milán, en un salto de algo menos de una hora con avión de hélices tras atravesar la parte norte de los Apeninos. Pueblos colgados de las montañas se pueden ver desde el avión en una sucesión de casitas diminutas blancas unidas por serpenteantes carreteras. Génova es la cabeza visible y capital de la región de Liguria.



Apeninos (I)


Apeninos (II)


Desde el aire


Llegada

En ensanche antiguo de la ciudad fue un intento de los comerciantes de la ciudad por buscar la privacidad, construyendo sus casas en calles privadas a las que solo ellos podían acceder, e impidiendo a los más pobres merodear sus residencias. Las grandes familias Genovesas abandonaron el centro Renacentista de la ciudad, que entró en decadencia. Un paseo por las calles del ensanche da buena idea del poder de los comerciantes Genoveses. Hay que decir que Génova era una república, no había ni rey ni príncipe.



Callejeando (I)


Callejeando (II)


Reloj de sol


Callejeando (III)


Callejeando (IV)


Escudo (I)


Callejeando (V)


Callejeando (VI)


Callejeando (VII)


Escudo (II)


Callejeando (VIII)


Callejeando (IX)

Tras pasear por el ensanche se llega a la zona de la catedral, de estilo renacentista, con la clásica construcción de piedra de dos colores. Sobria por fuera, pero impresionista por dentro. Durante la Segunda Guerra Mundial, los ingleses lanzaron un bombardeo naval sobre la ciudad en su lucha contra los alemanes e italianos. Una de las balas lanzadas desde una acorazado impactó contra la catedral, pero no exploto. La bala se conserva en el interior de la catedral. Callejear por esta zona es una delicia, en una sucesión de callejuelas llenas de tienditas, en una especie de laberinto del que parece imposible salir.



Hacia la catedral


Torres de la catedral


Catedral (I)


Catedral (II)


Portada


Torre


Interior


Milagro

Como no, no podían faltar los patios interiores, con sus estatuas y sus fuentes, antaño suntuosas residencias y sedes de gobierno, y ahora convertidas en museos, sedes de grandes compañías de seguros y bancos, o en sedes municipales.



Interior palacete (I)


Entrada palacete


Interior palacete (II)


Detalle


Fontana (I)


Fontana (II)

Un paseo por esta ciudad nos muestra plazas y encrucijada de caminos dignos de ser fotografiados y descubriendo siempre bellos edificios con fachadas pintadas, palacios y casas antiguas.



Callejeando (X)


Callejeando (XI)


Callejeando (XII)


Banderas


Etiquetas: ,

8 Tus Comentarios:

At 29/1/07 2:28 p. m., Blogger Marc said...

Qué ganas tengo de ver tus fotos comiendo chipirones...

 
At 29/1/07 2:53 p. m., Anonymous uh said...

Génova...un dia en la vida de un sueño.
Besos

 
At 29/1/07 6:15 p. m., Blogger Sergio said...

Kepa sei grande!!,muy buen reportaje ,como siempre...
Un abrazo desde Menorca!

 
At 29/1/07 7:19 p. m., Anonymous Paky said...

Kepa sei grande! Me ha encantado esta exclamación de Sergio! Es cierto, eres grande! Me encantaría perderme por esas callejuelas! Precioso reportaje. Besos,

 
At 29/1/07 11:40 p. m., Blogger gxt said...

Una ciudad preciosa por lo que veo ...Esas callejuelas tienen su encanto !

un abrazo

 
At 30/1/07 7:29 a. m., Blogger Antona said...

Gracias por este pase virtual,parece una ciudad muy bonita
salu2

 
At 30/1/07 10:45 p. m., Blogger Mar said...

Yo no suelo viajar demasiado (no porque no quiera) pero gracias a ti, veo cosas que jamás podría ver!
Un besazo guapetón!!!

 
At 1/2/07 9:34 a. m., Blogger Emiliohm said...

Tampoco he estado en Génova. Tomo nota. Un abrazo

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores