free hit counter script

miércoles, agosto 24, 2005

Imaginemos....

Ponte de pie y cierra los ojos.

Imagina que es un caluroso día de agosto. Hace calor, pero el ambiente está seco, no es la humedad a la que estáis acostumbrados es Catalunya. Has andado durante 2 horas y el sudor empapa tu cuerpo y tus ropas. Estas encima de un coloso de roca, en la cima, a más de 2000 metros de altura. A un lado, la montaña es suave y has ascendido por una suave ladera de verde hierba. Por el otro lado, la montaña se precipita por un barranco vertical de 500 metros.

Son las 6 de la tarde y una suave brisa azota la cima. Atraída por la altura, te sitúas justo al borde del precipicio. El sol golpea con sus rayos el lado izquierdo de tu cara. El sudor junto con la brisa hace su trabajo y notas como tu cuerpo se refresca. Notas incluso algún escalofrío recorriendo tu cuerpo. Es agradable.

La misma brisa que te refresca te trae los olores de las flores y el frescor de la tarde. Miras hacia abajo y puedes ver como bajo tus pies una pareja de buitres surcan en formación los cielos. Solo oyes el silencio, y de vez en cuando el silbido del viento contra las rocas. Es la melodía de las montañas.

Te sientas. Eres tan osada que incluso te atreves a colgar los pies en el vació, dejándolos a merced del viento. Te quitas las gafas de sol para observar mejor lo que tienes alrededor. A la derecha, una interminable cadena rocosa de afiladas cimas. Parecen cuchillos. A la izquierda, el resto de moles de piedra más altas que la cima donde tu estás. Te gustaría estar ahí, más alta. Debajo, un profundo y frondoso valle. De frente, cientos de montañas, tantas, que incluso eres incapaz de abarcarlas todas con tu mirada, desapareciendo en el horizonte.

Abres la mochila y echas mano a la cantimplora para dar un trago largo de agua. Está un poco caliente, pero te da igual. Echas otro trago, pero esta vez lo acompañas de frutos secos y chocolate.

Cuando más a gusto estás, te das cuenta que ha pasado casi una hora, el sol está bajo, casi tocando las montañas. Es hora de regresar...


(creo que describe más o menos lo que se siente estando ahí arriba. Espero que te halla servido)

Etiquetas:

3 Tus Comentarios:

At 24/8/05 1:48 p. m., Anonymous jani said...

son preciosas las fotos d los atardeceres, m enamoran.solo eso.

un besote

 
At 24/8/05 7:58 p. m., Blogger Alice said...

Gracias. Muchas gracias.
De verdad.
Me ha hecho muy feliz.

 
At 25/8/05 1:26 p. m., Blogger Mamma Bambi said...

tu blog es una delicia para los ojos. felicitaciones!

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores