free hit counter script

viernes, enero 25, 2013

Peña de las Diez (2559 m) y de las Once (2658 m)



Agosto 2012

Tras descansar por Ainsa y el río Cinca, tocaba hacer kilómetros y moverse un poquito más hacia el este. Nos habíamos marcado como objetivo subir a Cotiella. En vez de hacerlo a lo bestia, y subir y bajar metiendo el coche por la pista, que es un horror, nos lo planteamos a nuestro estilo, es decir, subir en autonomía total y pasar varios días por la zona. Como además seguía la ola de calor, estar a más altura significaba estar más fresco, sobre todo a la hora de dormir.

Subimos hasta Barbaruens, aparcamos el coche en un sitio que no molestara, cenamos y buscamos un sitio donde dormir. Pasamos una noche tranquila en un descampado.

Al día siguiente nos despertamos muy pronto, a eso de las 5 de la mañana, desayunamos frugalmente, y nos pusimos en marcha. Tomamos la pista que la gente suele usar para subir un tramo con el coche. Yo ni loco metería mi coche por ahí, creo que no merece la pena. En completa oscuridad y bastante rápido, fuimos ascendiendo por la pista. Según subíamos iba amaneciendo, y lo que antes era penumbra, poco a poco fueron convirtiéndose en árboles, montañas y barrancos. Era muy pronto y ya hacía un calor de mil demonios.

Terminamos de recorrer la pista, y la pista se convirtió en sendero, que continuaba ascendiendo sin descanso hacia el refugio de Armeña. Pasamos un bosque de pinos, varios collados y finalmente llegamos al ibón de Armeña, que estaba bastante seco, fruto de la pertinaz sequía que había.


Salimos de Barbaruens


Hacia el refugio de Armeña (I)


Hacia el refugio de Armeña (II)


Hacia el refugio de Armeña (III)


Hacia el refugio de Armeña (IV)


Hacia el refugio de Armeña (V)


Hacia el refugio de Armeña (VI)


Hacia el refugio de Armeña (VII)


Amanece


Hacia el refugio de Armeña (VIII)


Hacia el refugio de Armeña (IX)


Hacia el refugio de Armeña (X)


Hacia el refugio de Armeña (XI)


Hacia el refugio de Armeña (XII)


Hacia el refugio de Armeña (XIII)


Hacia el refugio de Armeña (XIV)


Hacia el refugio de Armeña (XV)


Hacia el refugio de Armeña (XVI)


Hacia el refugio de Armeña (XVII)


Cresta de Armeña (I)


Cresta de Armeña (II)


Cresta de Armeña (III)


Refugio a la vista

Desde el ibón de Armeña ya se veía el refugio y las crestas de Armeña. Cotiella aún estaba oculto por las montañas. Continuamos por el sendero, dejamos el ibón a nuestra espalda, y en poco tiempo llegamos al refugio de Armeña.


Ibón de Armeña (I)


Ibón de Armeña (II)


Ibón de Armeña (III)


Ibón de Armeña (IV)


Refugio (I)


Refugio (II)

Era prontísimo, y aún teníamos todo el día por delante, así que escondimos lo que no necesitábamos y nos pusimos de nuevo en marcha, en dirección a la Peña de las Diez y de las Once, nuestras cimas del día. Son dos cimas no muy visitadas, ya que todo el mundo va al Cotiella, pero como nosotros pasaríamos varios días por la zona, eran dos objetivos muy apetecibles.

Primero teníamos que llegar al collado de Aibón. Poco a poco fuimos recorriendo los enormes y bastos pastos que nacen en el mismo refugio de Armeña. Según íbamos ascendiendo poco a poco fue apareciendo el Cotiella.


Hacia el collado de Aibón (I)


Cotiella a nuestra espalda (I)


Cotiella a nuestra espalda (II)


Hacia el collado de Aibón (II)


Hacia el collado de Aibón (III)


Cotiella a nuestra espalda (III)


Hacia el collado de Aibón (IV)


Hacia el collado de Aibón (V)


Hacia el collado de Aibón (VI)


Hacia el collado de Aibón (VII)

Una vez en el collado, ya solo nos quedaba ascender a la Peña de las Diez. Ladeamos por un evidente sendero toda la Peña de las Diez hasta un collado desde el que afrontamos las duras rampas hasta la cresta que forma todo el cordal de la Peña de las Diez y de las Once. Realmente la Peña de las Diez es una antecima de la Peña de las Once, que es el punto más alto de todo ese cordal.

Costó subir la reostia, sobre todo a Mireia que iba un poco cascada por el sol y con la cara un tanto desencajada. Además, el terreno es bastante incómodo, con mucha piedra suelta. A pesar de ir por el cordal y que nos daba un poco el aire, el calor era realmente insoportable. Eso si, las vistas era brutales, con todo el valle de Chistau a nuestros pies, Gistain, Plan, etc., y al otro lado todo el macizo de Cotiella. También se veía el ibón de la Basa de la Mora, o ibón de Plan, que dicen que es de los más bonitos de Pirineos. Estaba muy muy seco. daba bastante pena ver todo Pirineos tan seco y con tanta sequía. Pero por fin llegamos a la cima de la Peña de las Once.


Hacia la Peña de las Once (I)


Hacia la Peña de las Once (II)


Hacia la Peña de las Once (III)


Hacia la Peña de las Once (IV)


Hacia la Peña de las Once (V)


Hacia la Peña de las Once (VI)


Hacia la Peña de las Once (VII)


Hacia la Peña de las Once (VIII)


Hacia la Peña de las Once (IX)


Hacia la Peña de las Once (X)


Valle de Chistau a nuestros pies (I)


Valle de Chistau a nuestros pies (II)


Hacia la Peña de las Once (XI)


Hacia la Peña de las Once (XII)


Hacia la Peña de las Once (XIII)


Hacia la Peña de las Once (XIV)


Hacia la Peña de las Once (XV)


Hacia la Peña de las Once (XVI)


Basa de la Mora (I)


Hacia la Peña de las Once (XVII)


Hacia la Peña de las Once (XVIII)


Cima de la Peña de las Once

Las vistas son geniales, y las panorámicas quedaron muy guapas, a pesar de la bruma que había, fruto del calorazo. Se veía Cotiella, Ordesa, el Posets, etc.


Panorámica desde la cima (I)


Panorámica desde la cima (II)


Cotiella a lo lejos (I)


Cotiella a lo lejos (II)


Valle de Chistau


Culfredas y Bachimala


Más vistas de la cima (I)


Más vistas de la cima (II)


Basa de la Mora (II)


Ordesa a lo lejos

Aprovechamos para comer algo, pero primero bajamos a la cima de la Peña de las Diez. Estábamos desfallecidos, y necesitábamos comer algo y reponer líquido. tras descansar y comer, bajamos al refugio de Armeña por el mismo camino de subida. Por suerte para nosotros refrescó ligeramente, y la bajada se hizo algo más llevadera, pero el sol nos atizó de lo lindo hasta llegar al refugio.


De vuelta al refugio (I)


De vuelta al refugio (II)


De vuelta al refugio (III)


De vuelta al refugio (IV)


De vuelta al refugio (V)


De vuelta al refugio (VI)


De vuelta al refugio (VII)


De vuelta al refugio (VIII)


De vuelta al refugio (IX)


De vuelta al refugio (X)


De vuelta al refugio (XI)


De vuelta al refugio (XII)


De vuelta al refugio (XIII)


De vuelta al refugio (XIV)


De vuelta al refugio (XV)

El resto del día lo pasamos a la sombra, en el refugio, protegidos del sol. Pasamos la tarde viendo la vida pasar, descansando, relajándonos, hablando, viendo gente pasar y charlando con ellos, etc. Al final de la tarde vino más gente con idea de dormir y ascender al día siguiente el Cotiella, tal y como teníamos nosotros pensado. Vimos atardecer, cenamos y nos fuimos a dormir. Podíamos haber dormido en el refugio, que estaba vacío, pero hacía tan buena noche, que preferimos hacer vivac y dormir bajo las estrellas.


Atardecer en el Turbón (I)


Atardecer en el Turbón (I)


A dormir



Etiquetas: , ,

Posts más recientes                              Posts anteriores