free hit counter script

martes, marzo 31, 2009

Peña Ventosa (1434 m)



Posiblemente una de las mejores salidas que se pueden hacer en el desfiladero de la Hermida, subir a la Peña Ventosa desde Lebeña, 1100 metros de vertiginoso desnivel. Día de otoño, tiempo brutal y muchas ganas de ascender a esta mole de caliza.

Salimos como miuras a las Ventas por la pista que va ascendiendo hasta el collado que se ve a fondo y que nos servirá de punto de ataque a la cima. La primera en la frente. Nos pasamos un desvío y nos metemos de lleno en el fondo del barranco. En vez de recular, seguimos adelante. Cruzamos campas, cruzamos alambradas y no vemos claro por donde ir. Nos metemos de lleno en una regata. Mal asunto...

Tras agrias discusiones, yo y otros dos nos desligamos del grupo y les dejamos discutiendo. Encontramos un sendero de vacas que remonta el barranco en dirección a la pista buena por la que parte del grupo va. Sudamos la gota gorda para remontar el puñetero barranco, pero salimos justo detrás del grupo que no se había pasado el cruce.



Cueto Agero a nuestra espalda


Peña Ventosa en frente


Remontando el valle


Vista atrás panorámica


Paredones de Peña Ventosa


Por el sendero


Vista atrás (I)


Casuca


Llegados a la pista, todo es más fácil. La recorremos en dirección a las peñas donde se puede ver la entrada a una antigua mina, vestigios del pasado minero de la zona. Al de poco la pista desaparece y se convierte en sendero, para adentrarse en un hayedo rodeado de verdes prados.



Panorámica de Peña Ventosa


Remontando el valle por el camino


Vista atrás, Cueto la Jontaniella


Lebeña y Allende


Peña Ventosa (II)


Boca de Mina


Pequeño hayedo (I)


Pequeño hayedo (II)


Giramos a la derecha, salimo del bosque y nos encontramos con un piornal en horas bajas. Que sería la zona aneja a Picos de Europa sin su piornal...

Ya se ve Peña Sagra, el gigante del lugar, pero nosotros tomamos el camino contrario. Collado tras collado (Collado Taruey) nos acercamos al plato fuerte del día, la cómoda cresta caliza de Peña Ventosa. No hay que recorrerla entera pero si un buen tramo. Luego hay que ladear de manera bastante incómoda por la izquierda para buscar los pasos de acceso a la cima. Voy a toda leche cual rebeco dando brincos por la cresta para alcanzar a los de cabeza. EL barranco nos había retrasado bastante.



Pequeño hayedo (III)


Llegando al collado


Peña Sagra


Cresta final (I)


Cresta final (II)


Cresta final (III)


Cresta final (IV)


Cresta final (V)


El ataque a la cima requiere un par de trepadas fáciles, por roca mala y algún que otro tramo de pedrera: Nada insalvable. Tras bastante esfuerzo, llegamos a la cima, bonitas vistas de todo Picos, o al menos de lo que se alcanza con la vista. Lebeña bajo nuestros pies y no muy lejos queda Potes.

Cercanos quedan también Allende, a la sombra del Cueto Agero, Parijorcao y Jontaniella, montes que he visitado varias veces.



Ataque a la cima (I)


Ataque a la cima (II)


En la cima


Picos de Europa


Potes y Picos de Europa


Allende, Cueto la Jontaniella, Agero y Parijorcao


Lebeña desde la cima


Gente subiendo


Pero aún no hemos acabado, hay que bajar, y la bajada se presume larga y dura. Desandamos parte del camino, destrepamos de la cima con cuidado y volvemos a la cresta. La gente duda pro donde bajar, tratando de buscar el camino más cómodo, pero no lo hay. Yo paso de todo y me tiro como un misil por la ladera sur, pedregosa e incómoda. Voy tan rápido que varias culebras sorprendidas se lanzan literalmente ladera abajo saltando como muelles de juguete.

Tras un tramo incómodo a rabiar llego a la zona de campas dejando la caliza atrás. Levanto la vista y aún hay gente casi arriba del todo bajando. Tiempo para el bocadillo. Saco la navaja, abro el sobre de jamón, abro el pan y doy rienda suelta a mi gula. Me lo he ganado. Poco a poco la gente va llegando. Recojo todo y nos ponemos rumbo a la aldea de Salarzón. Cruzamos campas y campas y tomamos la aldea sin hacer prisioneros.



Descendemos


Vista de la cresta


Peña Ventosa (III)


Por las campas


Peña Ventosa por la otra vertiente


Aldea (I)


Aldea (II)


Buscamos la fuente, nos aprovisionamos y buscamos la senda que nos llevará a la siguiente aldea, Cobeña. Un camino muy bonito por cierto.



Hacia cobeña (I)


Cobeña (I)


Hacia cobeña (II)


Cobeña (II)


Cruzamos la aldea y volvemos a buscar el siguiente sendero, esta vez tenemos que bajar hasta el fondo del desfiladero de la Hermida. La cosa no está clara y toca de nuevo bajar en plan kamikaze hacía el fondo para buscar el PR-S3, el antiguo camino que unía Lebeña con Potes antes de que se hiciera la carretera a finales del siglo XIX. La bajada es brutal. Las rodillas crujen.

Ya solo quedaba llegar a Lebeña, pero lo que pensábamos que era un paseo se convirtió en un subir y bajar por un sendero precioso pero que agotó nuestras ultimas fuerzas. Mucho calor y sobre todo humedad. La cosa para algunos devino en infierno, la puntilla final.

Eso si, las vistas sobre la Hermida sobrecogedoras, un lugar increíble de desniveles y barrancos imposibles y de belleza inigualable.

Me consta que en el autobús, más de uno se acordó de mi ancestros, al fin y al cabo yo había propuesto la ruta... lo asumo sin rencor.



Desfiladero de la Hermida (I)


Desfiladero de la Hermida (II)


Desfiladero de la Hermida (III)


Desfiladero de la Hermida (IV)


Desfiladero de la Hermida (V)


Desfiladero de la Hermida (VI)


Allende


Desfiladero de la Hermida (VII)



Etiquetas: , , ,

6 Tus Comentarios:

At 31/3/09 10:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Brutal !!!!

Josean

 
At 1/4/09 11:46 a. m., Blogger Angel said...

Una maravilla de recorrido, descripción y fotografías.
En serio, un gran repor.

 
At 1/4/09 10:05 p. m., Blogger Kunzuilh said...

Una ruta preciosa, como todas las de esa zona!

 
At 14/4/09 10:24 a. m., Blogger Loc@ said...

Al de poco la pista desaparece y se convierte en sendero, para adentrarse en un hayedo rodeado de verdes prados.
...........
Al de poco? ... AL POCO.
Pasa, que no revisas después de escribir el texto y.... a veces has escrito las dos alternativas. Ej: después de la foto de Cobeña hay dos palabras monosilábicas ¡creo! que sobran.
¡Sabionda? ¡Pejiguera? vete tu a saber!
Ha sido un gusto volver a leer tus textos. Hace algunos años subí por el Desfiladero de la Hermida al pueblo de Tresviso. Un abrazo. PAQUITA

 
At 19/4/09 9:36 p. m., Blogger Mary.M.. (mi foto) said...

Ultimamente no tengo mucho tiempo para bloggear pero ha sido un gusto el paseo virtual por esos montes, gracias.
Besos.

 
At 20/4/09 8:50 a. m., Blogger Kepa said...

Loca, razón no te falta. Gracias por las aportaciones

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores