free hit counter script

viernes, octubre 26, 2007

Montes costeros: Buciero (364 m) y Ganzo (376 m)

Sigo rescatando actividades realizadas algunos meses atrás y que por diversos motivos no he podido publicar antes. En este caso se trata de una grata, tranquila y nada estresante salida por los montes costeros de Cantabria: Ganzo y Buciero, situados en el término municipal de Santoña. Fui en compañía de Zuriñe y Pablo (Zuripa en mendiak.net).

Partimos del campo de rugby que se encuentra en el paseo marítimo de Santoña en dirección al fuerte de San Carlos. Varios paneles informativos nos indicaran la ruta a seguir. Nosotros nos dirigimos hacía el Buciero, primero por carretera y luego por sendero muy claro. Las vistas sobre toda la bahía de Santoña, la ría de Treto y el puntal de Laredo son espectaculares.



Fuerte (I)


Barcos


Puntal de Laredo


Carretera


Empedrado


Buciero (I)


Sendero


Fuerte (II)

Continuamos ascendiendo por terreno cada vez más incómodo hasta llegar a la gran cruz y a la bandera de Cantabria que coronan el monte Buciero.



Santoña y marismas


Ría de Treto


El Puntal


Por la sombra (I)


Cima del Buciero (I)


Cruz del Buciero


Cima del Buciero (II)


La Atalaia (I)


La Atalaia (II)


Del Buciero descendimos en dirección Norte al Ganzo. Unas cabras nos jugaron una mala pasada, ya que estaban en mitad del camino y hubo que asustarlas un poco para que nos dejaran pasar. Menos mal que estaba Zuriñe, la mujer sin miedo, y nos las espantó todas jajajajaj.

Desde el Ganzo bajamos monte a través hasta la base de la montaña. Este tramo fue impresionante, por bosque de encina costera, cerrado, tupido, pero muy bien marcado y cómodo de andar. Accedimos al camino de ronda que bordea la montaña.



Ganzo (I)


En el Ganzo


Buciero desde el Ganzo


Descendemos del Ganzo (I)


Descendemos del Ganzo (II)


Encinar (I)


Encinar (II)


Encinar (III)

Durante un buen tramo continuamos por este camino hasta encontrar el desvío al faro viejo.



Ganzo (II)


Hacia el faro (I)


Hacia el faro (II)


Hacia el faro (III)

La bajada al faro viejo se realiza por unas interminables escaleras que no parecen tener fin, empinadas y algunas de ellas en bastante mal estado. Si tropiezas llegas abajo de el todo en tiempo record, creerme. Según me cuenta una lectora de este blog, esas escaleras fueron construidas por presos del penal del Dueso (Gracias Mariana).



Escaleras (I)


Escaleras (II)


Escaleras (III)


Escaleras (IV)


Acantilados (I)


Escaleras (V)


Escaleras (VI)


Aunque hay que decir, que la bajada merece la pena. Una atalaya inmejorable para apreciar un agua azul turquesa (muy difícil de ver en el mar Cantábrico) y unas vistas sobre los inmensos acantilados que no dejan a nadie indiferente. Aprovechamos este lugar para hacer una larga parada y comer algo (mejor dicho, comer mucho y descansar aún mucho más).



Acantilados (II)


En el faro


Acantilados (III)


Acantilados (IV)


Faro (I)


Acantilados (V)


Mirando hacia arriba


Lo malo de bajar, es como os podréis imaginar, subir de nuevo todas las escaleras. Al final no fue tan duro como imaginábamos. Tras ascender todas las escaleras, continuamos con el camino de ronda que bordea todo el macizo, desembocando en una carretera que pasa por encima del Penal del Dueso y que en poco tiempo nos llevó de nuevo al paseo marítimo de Santoña. Como era julio, acabamos la jornada dándonos un buen chapuzón en la playa de Santoña, y luego comiéndonos un helado en la vecina localidad de Laredo.

(Alguna de las fotos son de Pablo y Zuriñe)



Subiendo escaleras


Faro (II)


Faro (III)


Acantilados (VI)


Encinar (IV)


Encinar (V)


Cementerio junto al mar


Buciero (II)


Etiquetas: ,

6 Tus Comentarios:

At 28/10/07 12:51 a. m., Blogger Zuriñe y Pablo said...

Menudo día eh?? fue de los más calurosos de este verano pero en la costa se estaba como Dios....

 
At 28/10/07 8:24 p. m., Anonymous Mariana said...

Kepa, sólo quisiera añadir, que ésas escaleras de las que hablas, fueron construidas por los presos de la cárcel con mucho sudor y lágrimas.. y otra cosa.. te diste cuenta que en los laterales de las escaleras había perejil (por cierto, maravilloso), coles y otras verduras que con el paso del tiempo se van transformando?, y un lavadero justo encima de una roca al borde del mar?, adoro ése sitio..

 
At 28/10/07 8:37 p. m., Blogger Kepa said...

Hola Mariana, pues no, no sabía nada de loq ue me cuentas y me parece muy interesante. De hecho lo voy a añadir al post.

La verdad es que coincido contigo, es un sitio muy bonito, y lo que más me sorprendió fue el azul turquesa.

Muchas gracias

 
At 28/10/07 11:04 p. m., Blogger Sonia said...

Desaparezco unos días y me encuentro un montón que leer ..¡¡¡ no doy a basto!!!jajajjajaja


vaya sitios mas chulos por los que paras!!

besos

 
At 29/10/07 7:16 a. m., Anonymous Raul said...

Lo dicho, lo importante es salir a la montaña y disfrutar sin importar alturas, nieves, ni Km recorridos.

Bonitos parajes junto al mar, saludos!!

 
At 26/12/12 8:04 p. m., Anonymous Anónimo said...

No se llama Atalaia , se llama Atalaya , un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores