free hit counter script

viernes, julio 15, 2005

Locura

Estos dias de calor me están matando. Prefiero mil veces más estar a 5 bajo cero que no a 40 grados. Contra el frio uno se puede proteger y hacerle frente, pero frente al calor...ni andando desnudo por la calle te hará librarte de él. Ni que decir tiene que en la montaña ambos extremos no son nada buenos.

Pues resulta que me ha venido a la memoria a cuenta del calor una de esas ascensiones que a uno nunca se le olvidarán en la vida, una invernal al monte Gorbea de unos 1480 metros (lo digo de memoria...). Parecía un buen dia, buena nieve, buena compañía, pero a mitad de la ascensión enseguida vimos que tendriamos problemas, pues empezó a cerrarse las nubes y a nevar con algo de viento. Cuando llegamos a la base del monte, teníamos que decidir si seguir o no. No paraba de nevar y la espesa niebla apenas dejaba ver a 50 metros. La nieve llegaba en algunos sitios hasta las rodillas. Después de consultar con algún grupo de aventureros que bajaba de la cima (luego nos dimos cuenta que sus apreciaciones eran del todo incorrectas)decidimos seguir adelante. Al poco de empezar a ascender, nos encontramos con dos personas que bajaban. Su cara denotaba cansancio y miedo. Nos dijeron que llevaban media hora dando vueltas en la cima. Se habian desorientado y habían decido bajar por el primer trazo de camino o huella que verían. Gran error, pues tomaron la huella de unos esquiadores de travesía y se habían metido en un berenjenal del que les estaba costando dios y ayuda salir. Por suerte para ellos cogieron bien la dirección de bajada.

Seguimos adelante. Al llegar al último collado, que antecede a la última rampa de ascensión a la cima, se desató el infierno en forma de ventisca y de rampa de hielo. Menos mal que teniamos crampones. La razón decía darse la vuelta. Lo exigía. El corazón pedia seguir hasta el final. La ascensión fue penosa. Apenas nos veimos unos a otros y el viento era tan descomunal que a pesar de que gritabamos, no nos oiamos los unos a los otros. Llegamos, enteros, pero cansados. Nevaba. Nevaba y el frio era intenso. Pero estabamos satisfechos y contentos. Un gran espesor de hielo cubría los hierros de la gran cruz que corona esta cima. Aun quedaba bajar y no perderse.

La bajada fue dura y se hizo eterna, pero pasado el tramo inicial, no hubo más complicaciones. Cuando llegamos al coche, empapados y muy cansados y empezamos a cambiarnos de ropa, empezaron los calambres en las piernas por culpa del frio. Pero ese día sentí que habia hecho algo, algo grande, y me sentía vivo. Vivo como nunca. A pesar de todo, pienso que nunca deberíamos haber subido. Al día siguiente, estaba totalmente despejado, y los que subieron pudieron disfrutar de un gran cielo azul. El mismo día que nosotros subimos, un montañero se perdió en ese mismo monte. Pasó toda la noche a la intemperie. Lo pudo contar.

Las fotos no son mias, son de uno de los integrantes del grupo, Ricardo. Hacia tanto frío que mi camara dejó de funcionar.



Hacia la montaña

¡Viven!


La conquista

Un loco (soy yo)

Regresando

regresando (II)

Etiquetas: ,

5 Tus Comentarios:

At 16/7/05 5:32 p. m., Blogger l'analfabeta said...

¡qué buena aventura! pude sentir el frío que cala los huesos. tus viajes espirituales (para mi lo son) me hacen recordar "mis montañas" y la gran cordillera, digo mis montañas porque mi memoria suele adueñarse de aquellos elementos que añora. no sé si conoces chile, te encantaría. en ese angosto país puedes descubrir unos paisajes lunáticos, marcianos, vírgenes, de locura. me arrepiento de no haber recorrido más, a pesar de que mi aventuras como mochilera por latinoamérica me llevaron por rutas de desierto extremo (atacama), océanos de sal (oyuni), selvas impenetrables (mato grosso) y cascadas monstruosas (iguacu), pero en general, algo me ha mantenido lejos de las montañas. he trepado sí, pero no he llegado a ser tan "cabrita". nunca es tarde dicen por ahí, y aunque esta semana me haré más vieja, espero poder disfrutar de alguna aventura tan espectacular como la que viviste.
me comentas sobre tu amor a la fotografía, en chile hay un fotógrafo naturalista (y biólogo) que para mi gusto, es el mejor, se llama nicolás piwonka, no sé si podrás ver algo en internet. y sobre paisajes en b/n, auqnue algunos lo tachan de cursi, a mi me llegan al alma las fotos de ansel adams....uf! me hace volar. y si, la fotografía en escencia es luz, a veces se nos olvida...mucha tecnología, yo me quedo con la caja oscura y el negativo completo :) sin querer ser purista. mira esta página de unos amigos fotógrafos (patrice loubon y rodrigo gómez-rovira) www.imafoto.com/
ya no me alargo más, un abrazo,
sole.

 
At 16/7/05 5:44 p. m., Blogger l'analfabeta said...

creo que patrice no sale en imafoto, aquí hay algunas fotos suyas, son fuertes, retrato urbano de latinoamérica
http://obce.free.fr/pages/patriceloubon.htm
agur!

 
At 19/7/05 1:08 a. m., Blogger jani said...

gracias por al recomendacion si no encunetro la cancion ya t pedire el mp3.

por cierto ,yo soy mas d calor, aunke m muera derretida jojojo, pork el frio por mucho k m pongo ropa sigo teniendo frio

 
At 23/3/06 9:21 a. m., Anonymous sabbat said...

Me encanta la imagen de ese loco y me gustan vuestras locuras. También el sentimiento de crecerse ante la naturaleza. Las luchas deberían ser todas así. Uno contra los elementos y no contra los demás. Habría más paz en el Mundo y menos guerras

Un beso Kepa

 
At 4/12/06 2:41 p. m., Blogger Heartbeats said...

Lokito!

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores