free hit counter script

miércoles, enero 09, 2013

Tunel de Bielsa - Pico de Barrosa (2742 m) - Barroude



Agosto 2012

No fue sencillo conjugar los intereses de todo el mundo. Tampoco fue sencillo diseñar las rutas de tal manera que fueran más o menos lógicas y sin que pareciéramos gilipollas por hacerlas como las hacíamos. Se trataba de hacer el circo de Troumouse y todos los tresmiles de la misma. Lo más "lógico" hubiera sido ir desde Francia, subir al circo, dormir, hacer la cresta y vuelta para casa. Eso es lo que hace la mayoría de la gente. Nosotros no lo haríamos así. Nosotros, por diversas circunstancia que no voy a explicar aquí, no podíamos empezar en Francia. Teníamos que hacerlo desde España. Joder, me estuve rebanando la cabeza la ostia de días y finalmente hice mi propuesta a Pedro y Luis. Iríamos a Troumouse desde Barroude empezando en el túnel de Bielsa, y regresaríamos a España, tras hacer la cresta, por Lalarri y Pineta. En total cuatro días. Es posible que alguien lo encuentre ilógico, pero antes de juzgar espero que lea lo que hicimos esos cuatro días.

Tras haber hecho con Pedro el Elomendi y Peña Cancias, quedamos en Pineta con Luis, que venía desde Reus. Dejamos mi coche en Pineta y nos fuimos con el de Luis hasta la boca sur del túnel de Bielsa. Tras las tormentas de la noche y la que tiró a primera hora de la mañana, la meteorología parecía hacernos un guiño, y a medida que pasaban esas primeras horas del día los claros se iban adueñando del cielo.

Cogimos todos los bártulos y nos pusimos en marcha. Íbamos en autonomía total, sin tienda. Nuestro primer hito del día consistía en llegar al Puerto Viejo de Bielsa, ruta histórica de intercambio entre España y Francia, e historia viva de la guerra civil española y la conocida como Bolsa de Bielsa.

En un principio, el camino es muy cómodo pero de gran pendiente. Era el primer día y la mochila pesaba lo suyo. Aún en penumbra, fuimos cogiendo altura muy rápidamente, hasta llegar a un estrechamiento por el que se precipitaba una cascada, que dio paso a una gran y abierto valle verde.

Recorrimos este valle, siempre en pendiente, pero en este tramo un poco más amable. El cielo se había despejado por completo, aunque la niebla seguía amenazando desde los valles del norte. Finalmente llegamos al Puerto Viejo.


Tunel de Bielsa


Hacia el Puerto Viejo (I)


Hacia el Puerto Viejo (II)


Hacia el Puerto Viejo (III)


Hacia el Puerto Viejo (IV)


Luna (I)


Luna (II)


Vista atrás


Hacia el Puerto Viejo (V)


Hacia el Puerto Viejo (VI)


Hacia el Puerto Viejo (VII)


Hacia el Puerto Viejo (VIII)


Hacia el Puerto Viejo (IX)


Hacia el Puerto Viejo (X)


Vista atrás al valle


Hacia el Puerto Viejo (XI)


Hacia el Puerto Viejo (XII)


Hacia el Puerto Viejo (XIII)


Hacia el Puerto Viejo (XIV)


Hacia el Puerto Viejo (XV)


Hacia el Puerto Viejo (XVI)


Hacia el Puerto Viejo (XVII)


Hacia el Puerto Viejo (XVIII)


Hacia el Puerto Viejo (XIX)


Hacia el Puerto Viejo (XX)


Hacia el Puerto Viejo (XXI)


Hacia el Puerto Viejo (XXII)


Niebla


Hacia el Puerto Viejo (XXIII)


Hacia el Puerto Viejo (XXIV)


Hacia el Puerto Viejo (XXV)


Hacia el Puerto Viejo (XXVI)


Hacia el Puerto Viejo (XXVII)


Hacia el Puerto Viejo (XXVIII)


Llegamos al Puerto Viejo (I)


Llegamos al Puerto Viejo (II)


Bolsa de Bielsa


Pedro llega

Al norte apenas teníamos vistas, pero si al sur, y eran increíbles. No solo era bonito el valle por el que habíamos ascendido, sino los montes de alrededor y los pequeños ibones del valle.


Vista atrás al valle


Zona de Punta Suelza


Pequeño ibón (I)


Pequeño ibón (II)

Nuestro siguiente hito del día era llegar al Puerto de Barrosa, pero primero teníamos que girar a la izquierda y ascender por el largo cordal del Pico del Puerto Viejo. En este tramo ya sudamos un poco más, había más pendiente, el sol comenzaba a calentar el ambiente y el peso a la espalda nos iba cansando poco a poco. Es un tramo precioso, que disfruté muchísimo. Poco a poco al norte comenzaban a aparecer las cimas y los valles, aunque la niebla persistía y de vez en cuando lo cubría todo. Finalmente llegamos a la cima del Pico del Puerto Viajo.


Hacia el Pico del Puerto Viejo (I)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (II)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (III)


Mar de nubes (I)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (IV)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (V)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (VI)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (VII)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (VIII)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (IX)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (X)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XI)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XII)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XIII)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XIV)


Mar de nubes (II)


Pico Gerbats


Zona de Neouvielle


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XV)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XVI)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XVII)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XVIII)


Hacia el Pico del Puerto Viejo (XIX)


Pico del Puerto Viejo (I)


Pico del Puerto Viejo (II)


Pico del Puerto Viejo (III)

Tras la fotos de rigor en la cima, decidimos descansar un poco y disfrutar del buen tiempo, aunque ya vimos que las previsiones al norte se estaban cumpliendo a rajatabla, y eso nos preocupaba, ya que teníamos que dormir en Barroude, y mientras que al sur se estaba muy bien, al norte hacía un frío de mil demonios. Descansamos un poco, comimos un poco y decidimos acercarnos hasta el Pico de Barrosa.


Pico de Barrosa desde el Pico del Puerto Viejo (I)


Pico de Barrosa desde el Pico del Puerto Viejo (II)


Valle desde el Pico del Puerto Viejo


Pico Troumouse desde el Pico del Puerto Viejo


La gabacha

Así que para allá nos fuimos. Descendimos del Pico del Puerto Viejo en dirección al Puerto de Barrosa y antes de llegar al Puerto, giramos a la izquierda para subir al Pico de Barrosa. Llegamos a una zona de amplísimas planicies. La sensación de pequeñez era tremenda. Tras un breve ascenso llegamos a una antecima, donde dejamos las mochilas y recorrimos el tramo que nos separaba de la cima del Pico de Barrosa.


Hacia el Pico de Barrosa (I)


Hacia el Pico de Barrosa (II)


Hacia el Pico de Barrosa (III)


Hacia el Pico de Barrosa (IV)


Hacia el Pico de Barrosa (V)


Hacia el Pico de Barrosa (VI)


Hacia el Pico de Barrosa (VII)


Hacia el Pico de Barrosa (VIII)


Hacia el Pico de Barrosa (IX)


Hacia el Pico de Barrosa (X)


Hacia el Pico de Barrosa (XI)


Hacia el Pico de Barrosa (XII)


Hacia el Pico de Barrosa (XIII)


Hacia el Pico de Barrosa (XIV)


Hacia el Pico de Barrosa (XV)


Hacia el Pico de Barrosa (XVI)


Antecima


Hacia el Pico de Barrosa (XVII)


Pico del Puerto Viejo a lo lejos


Hacia el Pico de Barrosa (XVIII)


Hacia el Pico de Barrosa (XIX)


Hacia el Pico de Barrosa (XX)


Hacia el Pico de Barrosa (XXI)


Hacia el Pico de Barrosa (XXII)


Hacia el Pico de Barrosa (XXIII)


Hacia el Pico de Barrosa (XXIV)


Hacia el Pico de Barrosa (XXV)


Pico de Barrosa (I)


Pico de Barrosa (II)


Valle de Barrosa (I)


Valle de Barrosa (II)


Ibón

Tras disfrutar de las vistas, regresamos a nuestras mochilas y nos pusimos de nuevo en marcha. El cielo comenzaba a cubrirse y no lo teníamos nada claro. Llegamos finalmente al Puerto de Barrosa tras recorrer esas inmensas explanadas de piedra casi yermas.


Bajamos al Puerto de Barrosa (I)


Bajamos al Puerto de Barrosa (II)


Bajamos al Puerto de Barrosa (III)


Bajamos al Puerto de Barrosa (IV)


Bajamos al Puerto de Barrosa (V)


Bajamos al Puerto de Barrosa (VI)


Bajamos al Puerto de Barrosa (VII)


Vista atrás al Pico de Barrosa (I)


Vista atrás al Pico de Barrosa (II)


Bajamos al Puerto de Barrosa (VIII)


Bajamos al Puerto de Barrosa (IX)


Bajamos al Puerto de Barrosa (X)


Bajamos al Puerto de Barrosa (XI)


Bajamos al Puerto de Barrosa (XII)


Bajamos al Puerto de Barrosa (XIII)


Bajamos al Puerto de Barrosa (XIV)


Puerto de Barrosa (I)


Puerto de Barrosa (II)


Puerto de Barrosa (III)

Aquí aprovechamos para hacer una parada larga y comer algo en serio, descansar y comentar la jugada. La niebla persistía en el circo de Barroude y mientras tanto permanecíamos en el puerto al sol, aunque el viento del norte no nos hicieron la estancia muy agradable. Finalmente la niebla comenzó a deshacerse ligeramente y pudimos observar lo que hasta ese momento había estado tapado. El circo es tremendo.


Circo de Barroude


Ibones de Barroude


Refugio de Barroude

Nos pusimos de nuevo en marcha y fuimos bajando lentamente al refugio de Barroude. Este tramo me gustó muchísimo, con ese gran ibón a nuestros pies y los paredones del circo de Barroude. Espectacular. Justo antes de llegar al refugio, la niebla se volvió a apoderar de todo.


Bajamos al refugio (I)


Bajamos al refugio (II)


Bajamos al refugio (III)


Bajamos al refugio (IV)


Bajamos al refugio (V)


Bajamos al refugio (VI)


Bajamos al refugio (VII)


Bajamos al refugio (VIII)


Bajamos al refugio (IX)


Bajamos al refugio (X)


Bajamos al refugio (XI)


Bajamos al refugio (XII)


Bajamos al refugio (XIII)


Bajamos al refugio (XIV)


Bajamos al refugio (XV)


Bajamos al refugio (XVI)


Bajamos al refugio (XVII)


Bajamos al refugio (XVIII)


Bajamos al refugio (XIX)


Llegamos al refugio


En el refugio

Pasamos la tarde junto al refugio. La niebla entraba y salia constantemente. La idea era hacer vivac, pero la humedad era tremenda debido a la niebla, hacía frío y estaba todo mojado. Finalmente, decidimos hablar con el guarda y pedir sitio para dormir. Apenas pasó gente en toda la tarde, y además de nosotros, solo había una pareja más. Justo al anochecer la niebla desapareció por completo y pudimos disfrutar de una bonito anochecer y de las vistas del circo de Barroude.


Por Barroude (I)


Por Barroude (II)


Por Barroude (III)


Por Barroude (IV)


Por Barroude (V)


Por Barroude (VI)


Por Barroude (VII)


Por Barroude (VIII)


Por Barroude (IX)


Por Barroude (X)


Por Barroude (XI)


Por Barroude (XII)


Por Barroude (XIII)


Por Barroude (XIV)


Por Barroude (XV)

Hacía un frío de mil demonios. Nos metimos al refugio, nos hicimos la cena y planificamos la ruta del día siguiente, que era sobre el papel mucho más dura. Teníamos que llegar a Troumouse por la HRP pasando además por el Pic de la Géla.

(Alguna de las fotos son de Luis y Pedro)


En el refugio



Etiquetas: , , ,

1 Tus Comentarios:

At 10/1/13 8:41 a. m., Blogger pmmp said...

La verdad es que el Circo de Barroude fue una agradable sorpresa, es precioso. El mejor "descubrimiento" del viaje.

Esa niebla, a pesar de fastidiar sobretodo por la humedad, daba un juego fantástico para las fotografias y un gran ambiente.

Y el refugio muy "cuco". Supongo que estando petado de gente el ambiente no debe ser el mismo pero yo disfruté mucho de pasar esa noche allí.

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores