free hit counter script

martes, febrero 28, 2012

Invernal al Aratz (1446 m)



A pesar del frío siberiano con el que nos "amenazaron" los medios de comunicación, y que al final no fue para tanto, nos acercamos hasta Araia para ascender el monte Aratz. Cuando llegamos hacía -5ºC. Nos abrigamos bien, cogimos todos los cacharros para la nieve y nos pusimos en marcha, dejando poco a poco el pueblo a nuestra espalda.


Salimos de Araia (I)


Salimos de Araia (II)


Primeras rampas (I)


Primeras rampas (II)


Primeras rampas (III)


Torre


Nos metemos en el bosque (I)


Nos metemos en el bosque (II)


Nos metemos en el bosque (III)


Nos metemos en el bosque (IV)

Poco a poco nos fuimos introduciendo en el bosque, que estaba completamente nevado y muy bonito. Fuimos ascendiendo siguiendo un huella que nos fue acercando poco a poco a las amplias campas de debajo de la rampa final.


Por el bosque (I)


Por el bosque (II)


Por el bosque (III)


Por el bosque (IV)


Por el bosque (V)


Por el bosque (VI)


Por el bosque (VII)


Por el bosque (VIII)

Hacía mucho frío. Muchísimo frío. Nos quitamos las raquetas y comenzamos a ascender por la rampa final. La nieve estaba sin transformar, así que se hacía complicado progresar. La fuerte pendiente tampoco ayudaba, y algunos tramos, pocos, estaban completamente helados. Fuimos ganando altura poco a poco hasta salir al cordal cimero, donde un viento helador nos dio la bienvenida. Ya solo quedaba acercarse hasta el irreconocible vértice geodésico, que estaba completamente cubierto de hielo. La niebla además nos impidió disfrutar de las vistas. Nos hicimos las cuatro fotos de rigor y salimos corriendo de ahí. No se podía estar.


Hacia la cima (I)


Hacia la cima (II)


Hacia la cima (III)


Vista atrás


Hacia la cima (IV)


Hacia la cima (V)


Hacia la cima (VI)


Foto de cima (I)


Foto de cima (II)


Vistas desde la cima

Volvimos sobre nuestros pasos y descendimos lo mejor que pudimos. Al principio con cuidado para evitar las zonas helados y luego más relajadamente lanzándonos ladera abajo por la nieve polvo.


Descendemos de la cima (I)


Descendemos de la cima (II)


Descendemos de la cima (III)


Descendemos de la cima (IV)


Descendemos de la cima (V)


Descendemos de la cima (VI)


Descendemos de la cima (VII)


Descendemos de la cima (VIII)


Descendemos de la cima (IX)


Descendemos de la cima (X)


Descendemos de la cima (XI)


Descendemos de la cima (XII)


Descendemos de la cima (XIII)


Descendemos de la cima (XIV)


Cabaña


Descendemos de la cima (XV)

Dejamos atrás la ladera del Aratz y nos metimos de nuevo en el bosque en dirección a Araia. Seguimos la huella de subida.


Nos metemos en el bosque


Bajamos por el bosque (I)


Bajamos por el bosque (II)


Bajamos por el bosque (III)


Bajamos por el bosque (IV)


Bajamos por el bosque (V)


Bajamos por el bosque (VI)


Bajamos por el bosque (VII)


Bajamos por el bosque (VIII)


Bajamos por el bosque (IX)

Pero antes de llegar a Araia, nos desviamos hacia el nacedero. Seguimos el canal de agua que estaba medio congelado hasta llegar a la presa que hay justo en el nacedero.


Montes nevados


Hacia el nacedero (I)


Hacia el nacedero (II)


Hacia el nacedero (III)


Hacia el nacedero (IV)


Hacia el nacedero (V)


Hacia el nacedero (VI)


Nacedero


Puente (I)


Pequeña presa


Puente (II)


Puente (III)

Después de hacer las fotos y de disfrutar del lugar en completa soledad, cruzamos el puente y pusimos rumbo a Araia por el otro lado del barranco, siguiendo igualmente el canal de agua. En este tramo aprovechamos ara hacer una breve parada para comer algo y beber un poco de colacao caliente que Mireia había preparado y traía en un termo. Poco a poco nos fuimos acercando a Araia, donde seguía haciendo muchísimo frío y donde se había congelado todo elemento del paisaje que tuviera un poco de agua, incluidos los abrevaderos y las fuentes.


Regresamos a Araia (I)


Regresamos a Araia (II)


Frío


Montes cercanos


Regresamos a Araia (III)


Regresamos a Araia (IV)


Aratz a lo lejos (I)


Aratz a lo lejos (II)


Todo congelado


Hidroeléctrica de Araia

Para calentarnos un poco, nos acercamos hasta Agurain para tomar algo y disfrutar del Aratz desde la distancia.


Aratz desde Agurain (I)


Aratz desde Agurain (II)


Frío en Agurain (I)


Frío en Agurain (II)

Etiquetas: , , ,

Posts más recientes                              Posts anteriores