free hit counter script

miércoles, abril 16, 2008

Anie (2507 m) - Arlas (2044 m)

Para amenizar la lectura:




Pues aconteció hace ya unas cuantas semanas que Karlos vino de Mallorca y como casi siempre que viene, pues vino con ganas de "marcha". Así que ni cortos ni perezosos cogimos todos los bártulos y nos marchamos a la zona de Belagua junto con Dani (Feratu en mendiak.net). Salimos el viernes a la tarde y llegamos a Urzainqui, donde dormimos en el albergue. Al día siguiente, madrugón, desayunar bien, coger el coche y hasta la Piedra de San Martín para ascender a uno de los montes más bonitos de este sector, el Anie.

Empezamos a andar pronto, con los primeros rayos del día. Empezamos titubeando, buscando bien la senda que nos llevaría hasta el collado del Arlas. Ya a lo lejos aparecía el Anie, que entre subida y bajada lo perdíamos y lo recuperábamos ante nuestros ojos. Mirando hacia atrás podíamos ver como las primeras luces acariciaban la punta del Orhi, el primer dos mil del pirineo viniendo desde el oeste.



Comenzamos la aventura


Anie sobresale


Amanece en el Orhi


Amanece en Belagua


Anie (I)


Vista atrás (I)


Vista atrás (II)


Despunta el sol (I)


En poco tiempo y por terreno cómodo llegamos al collado del Arlas y lo bordeamos para poder continuar hasta nuestro objetivo, que aún estaba lejos, muy lejos. Hasta ahora la nieve había sido discontinua, pero a partir del collado del Arlas el manto blanco nos acompañó todo el rato.

Pasamos por el refugio de los espeleólogos con el Soum Couy al fondo dominando buena parte del paisaje. Las rampas no eran duras, la nieve estaba perfecta y de momento no eran necesarios los crampones. Caminábamos sin descanso, pero a ritmo calmado y disfrutando del paisaje blanco. Llegamos a las puertas del Anie, que ya nos observaba desafiante y altivo.

Una mirada atrás nos hizo ver el Arlas allá a lo lejos. Habíamos caminada un buen trecho.



Arlas (I)


Despunta el sol (I)


Hacia el Anie (I)


Refugio


Orhi


Arlas (II)


Hacia el Anie (II)


Pic Soum Couy


Enfilamos hacía el interior del Karst bajo el Anie, todo cubierto de nieve en muy buenas condiciones y que había tapado todas las grietas y simas que hacen de este monte una subida singular y de cierto riesgo, no por ser mortal, pero si por la cantidad de lesiones y roturas de hueso que suele provocar.

El paisaje era sobrecogedor. Una delicia para los ojos, un lugar casi mágico. Fuimos bordeando convenientemente el Anie, alejándonos de la escarpadísima cara norte, para ir buscando algún punto vulnerable para poder superar el fuerte desnivel que aún nos faltaba.



Panorámica hacia el Arlas


Hacia el karst de Larra


Anie (II)


Andando por Larra


Panorámica vista atrás (I)


Anie (III)


Llegamos al pie de la montaña y vimos un pequeño "corredor" por el que decidimos ascender. Un buen momento para ponernos los crampones. Le dimos a la fuerte pendiente, en uno de los momentos más alpinos y espectaculares de toda la ascensión, que en si es fácil para quien está medianamente habituado a andar con crampones y piolet.

Tras ese primer repecho, la cosa se suavizó mucho, para ir ascendiendo poco a poco superando a ratos tramos bastante pendientes pero de fácil caminar con los crampones. Al ir ascendiendo, las vistas se multiplicaron hacia uno y otro lado, apareciendo ante nuestros ojos decenas de picos que hasta entonces habían estado ocultos.

En la zona cercana a la cima, la nieve se hizo de nuevo discontinua y hubo que hacer un poco de mixto, pero pudimos llegar a la cima sin problema. La foto de rigor no faltó.



Ascendemos el Anie (I)


Panorámica vista atrás (II)


Ascendemos el Anie (II)


Ascendemos el Anie (III)


Ascendemos el Anie (IV)


Ascendemos el Anie (V)


Panorámica vista atrás (III)


Ascendemos el Anie (VI)


Ascendemos el Anie (VII)


Ascendemos el Anie (VIII)


Foto en la cima


En la cima por supuesto disfrutamos de lo lindo, no solo por las preciosas vistas, sino por el buen tiempo y las viandas que nos metimos al cuerpo, que bien merecidas nos las teníamos. Cuando llegamos apenas había gente en la cima, ya que fuimos de los primeros en llegar, pero al de poco tiempo, empezó a venir más gente, momento que aprovechamos para recoger todo y comenzar el largo camino de regreso hasta la Piedra de San Martín.



Panorámica desde la cima (I)


Panorámica desde la cima (II)


Pene Blanque


Hacia la Mesa de los Tres Reyes


Larra bajo mis pies


Panorámica desde la cima (III)


Pene Blanque y la Mesa de los Tres Reyes


El descenso fue cómodo y tranquilo, disfrutando del solecito, que por suerte no apretaba demasiado, y disfrutando de las vistas y de la compañía, que como siempre digo es lo mejor del monte.

No recuerdo cuanto tiempo pasó, pero si tengo la sensación de que el camino de regreso se me hizo relativamente corto, al menos hasta llegar a los pies del Arlas.

Lo mejor del descenso fue encontrarnos con el forero JR y compañía. Ya sabíamos que venían y nos imaginábamos que nos encontraríamos. Charlamos un poco y les dejamos que continuaran la ascensión.



Comenzamos el descenso


Atravesando Larra


Vista atrás Anie (I)


Anie (IV)


Vista atrás Anie (II)


Arlas al fondo


Arlas (III)


Vista atrás Anie (III)


Vista atrás Anie (IV)


Anie (V)


Posando


Tras una breve deliberación, decidimos ascender el Arlas. Subida corta pero intensa, de las que te rompe las piernas por que ya estás pensando más en llegar el coche y ya vas algo cascado de la pateada que llevas encima. Pero merece la pena subir. Las vistas sobre todo el karst de Larra de quitar el hipo. Por no hablar de la impresionante estampa del Anie, que ya estaba ahí a lo lejos otra vez. Un perfil inolvidable, que perdurará en la memoria de quien lo vea. No digamos ya de quien lo suba.

Tras la foto de rigor, emprendimos de nuevo el camino de vuelta hasta el coche. Este tramo si se me hizo largo y tedioso. Estaba cansado, no lo voy a negar. Impresionante ascensión de un precioso monte al que espero volver pronto.

Cuando llegamos al coche, justo justo llegaba JR. Ni que decir tiene que nos fuimos todos juntos a la venta de Juan Pito a tomar unos cacharros y picotear algo...

Alguna de las fotos son de Karlos y Dani.



A por el Arlas (I)


A por el Arlas (II)


Cime del Arlas


Anie desde el Arlas


Dejamos el Arlas



Etiquetas: , , ,

9 Tus Comentarios:

At 16/4/08 3:51 a. m., Blogger Sonia said...

Impresionantes imagenes Kepa.Le tengo muchas ganas a esa zona....


besos

 
At 16/4/08 9:15 a. m., Blogger Lucio G.T. said...

Cómo cambia el verlo con nieve, impresiona aún más. En septiembre del año pasado fue mi primera y hasta la fecha única visita a los pirineos y te puedes imaginar las ganas que tengo de volver por allí (el Orhi, la Mesa, Ezkaurre...)Nos hizo un día espléndido, pero la pena fue que cuando estabamos a 50 metros de la cima, esta se cubrió de nubes y nos privó del espectáculo de ver todo lo que rodea a esta montaña.
Un saludo, Kepa.

 
At 16/4/08 1:03 p. m., Blogger sombras(mi foto) said...

Que montón de fotos!! maravillosos amaneceres con destellos incluidos y unas panoramicas magnificas.
Abrazos.

 
At 16/4/08 1:40 p. m., Anonymous Raul said...

Buena marcha, imagino que muchos Km y un desnivel acumulado bastante importante.

Las fotos de lujo, tal y como nos tienes acostumbrados ;)

Saludos!

 
At 16/4/08 6:03 p. m., Blogger Zieft said...

Unas afotos acojonantes!!!

A ver si coincidimos en otra salida pronto....

 
At 16/4/08 9:25 p. m., Anonymous Anónimo said...

Bonito reportaje ..........



Gabi

 
At 17/4/08 9:13 a. m., Blogger Fer said...

Las fotos de los amaneceres siempre alucinan.
Las que tienen el Anie al fondo también quedan chulas.
Slds.

 
At 17/4/08 11:46 a. m., Blogger > said...

Muy buenas fotos, sobre todo las panorámicas. Los paisajes y las vistas son espectaculares. La de AnieII con las pisadas es increible.

SALUDOS!!

 
At 17/4/08 2:21 p. m., Blogger Chinita said...

Que bueno!!!!!...
Me encanta , mereció la pena la espera, las imágenes muy chulas

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores