free hit counter script

domingo, septiembre 24, 2006

Un paseo diferente

Os propongo hoy un paseo diferente, donde uniremos historia, el horror de la guerra, pasatiempos crueles y las consecuencias del consumo. Hace unas semanas me dí un paseo con Koldo y Espi por la zona de Barazar. Empezamos en Ubidea, que es el pueblo más alto de Bizkaia. Nada más empezar, una placa en una calle empedrada decía que por ese lugar pasó el rey Fernando el Católico para jurar los Fueros de Gernika.

Encaminamos nuestros pasos hacia el monte Eneabe, un monte sin grandes pretensiones, coronado por una antena de radio y telefonía. Lo más destacable eran las aún visibles trincheras que a pico y pala abrieron los republicanos durante la Guerra Civil para la defensa de Bilbao, en lo que se llamó el cinturón de hierro, una intrincada red de varios niveles de trincheras, zanjas, bunkers, etc. Uno de los ingenieros que la confeccionó, Alejandro Goikoetxea, traicionó a la república, y se pasó al bando nacional con los planos del cinturón de hierro. Más tarde, Goikoetxea junto con los Oriol fundó la empresa TALGO, la de los trenes, y medró durante la dictadura.

Tras pasar por el Eneabe, nos dirigimos hacia el monte Bastelarra. Antes de llegar a la cima pasamos por una zona de cazadores, donde están localizados los puestos de la pasa y la contrapasa de la paloma. Como vereis en la foto, está muy limpio. Estos cazadores, que dicen ser ecologistas y amantes de la naturaleza, lo único que son, son unos cerdos, que encima que llegan en todo terrenos, por que andar no andan una mierda de lo vagos que son, ni siquiera recogen su propia basura, ni la meten al coche. Dejemos este tema que me enciende.

En la cima del Bastelarra, otra vez aparecen ante nosotros las trincheras de la guerra civil. A lo lejos, Legutiano, el pueblo donde se libró una de las más cruentas batallas de la defensa de Bilbao, y el monte Saibi, donde también se aprecian las trincheras y donde una gran cruz de piedra recuerda a todos los caidos en esa batalla, donde no sobrevivió nadie. Eran las ultimas defensas de Bizkaia que protegían el pueblo de Durango, fuertemente castiga por los bombardeos de la aviación Italiana y Alemana.

Por suerte el paseo también nos deparó alegres estampas vacunas y bellos parajes arbolados, hasta que pudimos comprobar la deforestación de la tala masiva de pinos, fruto de la política forestal intensiva. Cuando compreis un mueble, tener en cuenta lo que provoca.



Historia (I)


Historia (II)


Trincheras (I)


Suciedad


Trincheras (II)


Vida


Belleza


Destrucción


Etiquetas: ,

6 Tus Comentarios:

At 25/9/06 1:07 a. m., Blogger Carlos said...

Correcta descripción de los cazadores de contrapasa (que no vengan con el camelo de "tradición").
En el levante sufrimos un equivalente llamado "parany" (la traducción vendría a ser algo así como "trampa"), una verguenza social consentida (que SI está prohibida) que alimenta la frustración vital de unos cuantos inútiles que tenemos por aqui. Si te quieres calentar (y no en territorio porno) entra en http://www.internatura.org/estudios/informes/parany2002/parany_2002.html , como dices: me enciendo.

 
At 25/9/06 7:05 a. m., Blogger GeMe said...

vaya fotos... ¡¡¡que penilla!!!

Estoy esperando el reportaje de tu viaje de Mallorca o a Baleares en general.

 
At 25/9/06 8:20 a. m., Anonymous anna said...

Me gusta mucho ver tus fotos despues de haber leido su historia... como que transmiten mucho mas.
Besos

 
At 25/9/06 10:50 a. m., Blogger Dustin Blake said...

curiosos contrastes los que planteas aquí. es tremendo que se junten vida y muerte como parte de un mismo paisaje.

sinceramente da que pensar...

Perceptores

 
At 25/9/06 12:22 p. m., Anonymous azzura said...

La foto que titulas Vida me recuerda mi niñez.. el pueblecito donde vivía en los Pirineos estaba lleno de vacas y abrevaderos..
Un post para tomar en cuenta Kepa

 
At 27/9/06 8:55 p. m., Anonymous vigorsa said...

Es triste encontrarte en cantidad de montes de Bizkaia restos de construcciones defensivas de la guerra civil, o incluso de las guerras carlistas, como las que describes en tu artículo: Punta Lucero, Ermua, Gaztelumendi, Bizkargi, Saibi, Kalamua, Oketa, ...
A veces, el paso del tiempo los ha adaptado al entorno. Así, la foto trincheras (I), sin la explicación dada en trincheras (II) pasaría desapercibida para muchos de nosotros, pensando que se trata de una protuberancia del terreno o incluso de un resto megalítico de los que también abundan por nuestros montes.

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores