free hit counter script

sábado, febrero 06, 2016

Palomares (1443 m)

Habrá pocos sitios que me gusten más que la sierra Cantabria-Toloño, que a pesar del nombre, es la sierra que separa de forma natural Álava de la Rioja Alavesa. Las laderas norte están tapizadas de un frondoso hayedo, quizás de los más bonitos y solitarios que conozco. Para mi es una especie de refugio, de santuario. Esta vez me fui con Mireia hasta el pequeño pueblo de Pipaón para ascender al monte Palomares, uno de los más altos de la sierra.

Tras recorrer las pistas iniciales que salen del pueblo, poco a poco nos adentramos en el hayedo. Lo que era una pista, poco a poco se transforma en sendero, que va serpenteando las laderas cogiendo altura. El hayedo se entremezcla con el boj, que finalmente se adueña de los parajes hasta desaparecer en las alturas.
































Antes de llegar a la cima, el sendero cruza una pequeña tejera. El Tejo es posiblemente uno de mis árboles favoritos. Es venenoso en su totalidad, salvo el fruto.










Tras dejar la tejera atrás, nos metimos en una canal empinada que nos dejó a los pies de la trepada final a la cima. La trepada es sencilla. Es un monte con unas vistas fantásticas.


























La vuelta la hicimos por el mismo lugar de subida.








Etiquetas: ,

Posts más recientes                              Posts anteriores