free hit counter script

domingo, septiembre 13, 2015

Sgurr na Banachdich (965 m) y Sgurr Dearg (986 m)


Tras llegar al albergue y ver la previsión meteorológica para el día siguiente, nos entraron dudas sobre que ruta hacer. Nosotros habíamos elegido el monte más alto de las Black Cuillins, Sgurr Alasdair, pero requería trepar por terreno totalmente desconocido para nosotros.La previsión decía que habría viento y posibilidades de lluvia, así que decidimos cambiar de objetivo. Tras hablar con la chica del albergue, que fue super simpática y amable con nosotros, nos decantamos por el Sgurr na Banachdich, que además no requería andar moviendo el coche ya que se salía del propio albergue. Aunque con un poco de pena por no hacer el Alasdair, creo que fue lo más acertado.

Salimos del confortable albergue muy pronto por la mañana y tomamos el valle que nos llevaría al Sgurr na Banachdich. Seguimos el curso del río por los llanos del valle hasta ver un ramal de Sgurr na Banachdich que descendía desde la cima hasta el fondo del valle.

Giramos a la derecha y comenzamos a ascender por el ancho cordal. Era ancho, pero no cómodo. Había solo trazos de sendero, con mucha roca suelta y brezo. Tal y como habían previsto, el cielo comenzó a cubrirse de nubes altas y comenzó a amenazar lluvia. Nosotros a lo nuestro y para arriba.


Dejamos el refugio (I)


Dejamos el refugio (II)


Cascadita (I)


Hacia el Sgurr na Banachdich (I)


Hacia el Sgurr na Banachdich (II)


Hacia el Sgurr na Banachdich (III)


Hacia el Sgurr na Banachdich (IV)


Hacia el Sgurr na Banachdich (V)


Hacia el Sgurr na Banachdich (VI)


Hacia el Sgurr na Banachdich (VII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (VIII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (IX)


Hacia el Sgurr na Banachdich (X)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XI)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XIII)


Vista atrás al refugio (I)


Vista atrás al refugio (II)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XIV)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XV)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XVI)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XVII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XVIII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XIX)

Tras alcanzar un evidente collado, ancho y grande, volvimos a girar a la derecha en dirección a la cima. las vistas desde el collado eran brutales, y pudimos contemplar desde la lejanía, nuestro ansiado Sgurr Alasdair. También teníamos una privilegiada vista del Sgurr Thuilm y de gran parte de la costa circundante. Tras unas dos horas y media de caminata alcanzamos la cima del Sgurr na Banachdich, de 965 metros de altura subidos desde prácticamente 0 metros.


Vistas desde el collado (I)


Vistas desde el collado (II)


Vistas desde el collado (III)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XX)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XXI)


Sgurr Thuilm


La playa de Glenbrittle


Hacia el Sgurr na Banachdich (XXII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XXIII)


Hacia el Sgurr na Banachdich (XXIV)


Sgurr Dearg a lo lejos (I)


Sgurr Dearg a lo lejos (II)


Sgurr a'Ghreadaidh


Llegamos al Sgurr na Banachdich (I)


Llegamos al Sgurr na Banachdich (II)


Llegamos al Sgurr na Banachdich (III)

A pesar de las nubes, las vistas eran espectaculares. El Sgurr Dubh Mor aún conservaba bastante nieve. Estábamos ahí arriba completamente solos disfrutando de las Black Cuillins. Sin duda alguna fue una gran elección.


Fotos en la cima del Sgurr na Banachdich (I)


Fotos en la cima del Sgurr na Banachdich (II)


Fotos en la cima del Sgurr na Banachdich (III)


Sgurr Alasdair


Sgurr Dubh Mor

En el albergue nos comentaron la posibilidad de hacer una circular si veíamos que la meteorología nos respetaba. Y eso hicimos. Enfilamos hacia el Sgurr Dearg, que se veía ahí a lo lejos. Otra opción hubiera sido ir al Sgurr a'Ghreadaidh, pero eso suponía meterse en una arista muy muy fina y muy aérea. No era plan.

El Sgurr Dearg era nuestra opción. Primero teníamos que descender por un cordal mucho más estrecho que el de subida, pero que parecía fácil. había que alcanzar un profundo collado que había entre el Sgurr na Banachdich y Sgurr Dearg.

Tras alcanzar el collado ya solo quedaba ascender el Sgurr Dearg. Tras unas primeras fáciles trepadas, alcanzamos un sendero muy marcado que en fuerte pendiente nos llevó a la cima del Sgurr Dearg, y para sorpresa de nosotros, al Inaccesible Pináculo. Mireia me había hablado de él pero no teníamos claro donde estaba.


Hacia el Sgurr Dearg (I)


Hacia el Sgurr Dearg (II)


Hacia el Sgurr Dearg (III)


Hacia el Sgurr Dearg (IV)


Hacia el Sgurr Dearg (V)


Hacia el Sgurr Dearg (VI)


Vista del Coire Lagan


Hacia el Sgurr Dearg (VII)


Hacia el Sgurr Dearg (VIII)


Hacia el Sgurr Dearg (IX)


Hacia el Sgurr Dearg (X)


Sgurr a'Ghreadaidh desde el cordal


Hacia el Sgurr Dearg (XI)


Hacia el Sgurr Dearg (XII)


Coire Uisg


Hacia el Sgurr Dearg (XIII)


Hacia el Sgurr Dearg (XIV)


Hacia el Sgurr Dearg (XV)


Hacia el Sgurr Dearg (XVI)


Vista atrás al Sgurr na Banachdich (I)


Hacia el Sgurr Dearg (XVII)


Hacia el Sgurr Dearg (XVIII)


Hacia el Sgurr Dearg (XIX)


Hacia el Sgurr Dearg (XX)


Hacia el Sgurr Dearg (XXI)


Hacia el Sgurr Dearg (XXII)


Hacia el Sgurr Dearg (XXIII)


Hacia el Sgurr Dearg (XXIV)


Vista atrás al Sgurr na Banachdich (II)


Hacia el Sgurr Dearg (XXV)


Hacia el Sgurr Dearg (XXVI)


El Inaccesible Pináculo

Al Inaccesible Pináculo solo se puede subir escalando, y se baja rapelando. Lo dejamos para otro día jejejeje. Realmente daba igual. Estábamos en uno de los sitios más brutales de las Highlands, y estábamos solos. La meteorología había vuelto a cambiar, y a pesar del aire, que fue menos delo anunciado, la temperatura era muy agradable. Estaba empezando a despejar de nuevo, y el sol volvía a hacer acto de presencia.


Cima del Sgurr Dearg (I)


Cima del Sgurr Dearg (II)


Cima del Sgurr Dearg (III)


Cima del Sgurr Dearg (IV)


Cima del Sgurr Dearg (V)


Cima del Sgurr Dearg (VI)


Cima del Sgurr Dearg (VII)


Cima del Sgurr Dearg (VIII)


Sgurr Alasdair desde Sgurr Dearg (I)


Sgurr Alasdair desde Sgurr Dearg (II)


Sgurr na h-Uamha (I)


Sgurr na h-Uamha (II)


Panorámica desde Sgurr Dearg (I)


Panorámica desde Sgurr Dearg (II)


Panorámica desde Sgurr Dearg (III)

Para nuestra desgracia teníamos que descender. Decidimos hacer la ruta circular.primero descendimos al profundo collado por el sendero de subida, y una vez en el collado giramos a la izquierda y cogimos el sendero directo que nos devolvería al albergue pero recorriendo otro valle, el Coire na Banachdich. En el descenso nos liamos un poco y perdimos el sendero. No estaba demasiado bien hitado. Con un poco de paciencia volvimos a recuperarlo y conseguimos descender sin problemas. La coña fue que nos fuimos demasiado a la derecha y hay que ir mucho más a la izquierda.

Tras pasar los apuros de la bajada, llegamos al fondo del Coire,que lo recorrimos por un sendero ancho y cómodo. La sorpresa vino al final del valle, en forma de cascada.


Bajamos del Sgurr Dearg (I)


Bajamos del Sgurr Dearg (II)


Bajamos del Sgurr Dearg (III)


Bajamos del Sgurr Dearg (IV)


Bajamos del Sgurr Dearg (V)


Descendemos por el Coire na Banachdich (I)


Descendemos por el Coire na Banachdich (II)


Descendemos por el Coire na Banachdich (III)


Descendemos por el Coire na Banachdich (IV)


Descendemos por el Coire na Banachdich (V)


Descendemos por el Coire na Banachdich (VI)


Descendemos por el Coire na Banachdich (VII)


Descendemos por el Coire na Banachdich (VIII)


Descendemos por el Coire na Banachdich (IX)


Descendemos por el Coire na Banachdich (X)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XI)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XII)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XIII)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XIV)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XV)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XVI)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XVII)


Cascada de Eas Mor (I)


Cascada de Eas Mor (II)


Descendemos por el Coire na Banachdich (XVIII)

Sin buscarlo, y sin saberlo, nos encontramos un espectacular salto de agua, la cascada de Eas Mor. Justo al borde del acantilado encontramos una zona de hierba, orientada al sol, donde aprovechamos para descansar, contemplar la cascada y disfrutar del sol y del bocadillo.


Sgurr Alasdair asoma de nuevo (I)


Sgurr Alasdair asoma de nuevo (II)


Cascada de Eas Mor (III)


Cascada de Eas Mor (IV)


Bahia de Glenbrittle


Prados


De descanso


Pareja feliz


Cascada de Eas Mor (V)


Cascada de Eas Mor (VI)

Tras la siesta,por que nos echamos una siesta, descendimos hasta la carretera y recorrimos los últimos metros hasta el albergue. Fue sin duda alguna una de las mejores rutas de las vacaciones.


Volvemos al youth hostel (I)


Volvemos al youth hostel (II)


Volvemos al youth hostel (III)


Volvemos al youth hostel (IV)


Último vistazo al Sgurr Alasdair


Volvemos al youth hostel (V)


Volvemos al youth hostel (VI)


Volvemos al youth hostel (VII)


Volvemos al youth hostel (VIII)


Vistazo a los Sgurrs visitados


Volvemos al youth hostel (IX)

Para rematar la jornada, ya que aún nos quedaban horas de sol y el tiempo era buenísimo, nos acercamos hasta la playa de Glenbrittle.


Black Cullins desde la playa


Sgurr Alasdair desde la playa


Advertencia


Playa (I)


Playa (II)


Playa (III)

Y luego nos fuimos a la Fairy Pools en plan ruta dominguera, donde por cierto la policía se estaba poniendo morada a multas ya que la gente había aparcado los coches donde les había dado la gana. Si vais por ahí, ojito. Nosotros dejamos el coche en un parking de tierra que hay justo donde empieza la ruta. Merece la pena la visita, con sus cascaditas y los pozos. Una que yo me se se dio un baño....













































Etiquetas: ,

Posts más recientes                              Posts anteriores