free hit counter script

lunes, noviembre 07, 2011

Vivac en la Punta de las Olas (3002 m)



Un buen día de septiembre me decidí a darme la paliza del siglo: subir a dormir a la Punta de las Olas recorriendo para ello todo el Cañón de Añisclo partiendo de la Ermita de San Úrbez. Miré a ver si alguien me acompañaba pero no quiso venir nadie, así que me largué solo.

Llegué al parking de San Úrbez el viernes, ya de noche. Cené y me eché a dormir al lado del coche. La noche era estupenda, con una temperatura genial. A la mañana siguiente me desperté muy pronto, recogí todo, lo metí en la mochila y me puse en marcha casi sin desayunar para no despertar al resto de gente que estaba durmiendo en el parking.

No tenía muy claro por donde se empezaba ni donde quedaba la dichosa ermita. Simplemente me limité a seguir el sendero que parte del mismo parking. Luego a la vuelta ya me di cuenta que ese era el camino "largo". Al final da igual, se sale al mismo lugar. Comencé a andar en completa oscuridad, esquivando ranas y algún que otro anfibio. Era de noche pera ya hacía calor. Caminé como una hora en completa oscuridad, sin ver absolutamente nada y únicamente ayudado por el frontal. La luz comenzó tímidamente a iluminar el cañón, y pude contemplar los inmensos paredones del cañón.


Partí de noche


Puente en la oscuridad


Batracio


Cartel indicador


Añisclo aún oscuro (I)


Añisclo aún oscuro (II)


Amanece poco a poco

A la altura de Cumaz apagué el frontal, paré a desayunar y rehice un poco la mochila. Proseguí por el único sendero posible, siempre en ligera pendiente ascendente, en dirección a la Selva Plana. Antes de llegar a la Selva Plana, el sendero zigzaguea en fuerte pendiente. Algunos tramos parecen incluso empedrados. Aquí sudé un poco, sobre todo por el peso de la mochila.


Hacia Selva Plana (I)


Hacia Selva Plana (II)


Hacia Selva Plana (III)


Hacia Selva Plana (IV)


Hacia Selva Plana (V)


Paredones de Añisclo (I)


Paredones de Añisclo (II)

la Selva Plana es un pequeño valle colgado y tupido de hayas. Se ha de recorrer hasta el final, llegando a lo que se conoce como la Ripareta. En este punto el sendero se vuelve a reencontrar con el cauce del río. Una pasada los paredones del cañón y lo profundo que es. Hasta ahora no me había encontrado ni cruzado con nadie.


Llego a Selva Plana


Cascadas


Por la Senda Plana


Llegamos a la Ripareta


La Ripareta (I)


La Ripareta (II)


Paredes de Añisclo desde la Ripareta (I)


Paredes de Añisclo desde la Ripareta (II)


Paredes de Añisclo desde la Ripareta (III)


Paredes de Añisclo desde la Ripareta (IV)

A partir de ahora comenzaba el camino duro de verdad. Hasta la Ripareta el camino es más o menos ancho y a tramos empedrado como decía antes. A partir de la Ripareta, el camino se convierte en senda y se adentra en un caótico bosque de hayas. La senda se endurece y comienza a ganar altura. Antes de un puente metálico me crucé con la primera persona.

Tras cruzar el puente, la senda vuelve a zigzaguear en fuerte pendiente, salvando el caos de piedras del río y recorriendo el barranco a media ladera. En algunos tramos el sendero es algo expuesto, e incluso hay una paso de cadena. Tras este paso de cadena, aparece ante nosotros la vasta llanura de la Fuenblanca, sobre esta llanura y aún a lo lejos el collado de Añisclo.


Hacia la Fuenblanca (I)


Cascadita


Hacia la Fuenblanca (II)


Hacia la Fuenblanca (III)


Hacia la Fuenblanca (IV)


Hacia la Fuenblanca (V)


Hacia la Fuenblanca (VI)


Hacia la Fuenblanca (VII)


Hacia la Fuenblanca (VIII)


Hacia la Fuenblanca (IX)


Punta de las Olas a lo lejos


Hacia la Fuenblanca (X)


Paso con cadena


Hacia la Fuenblanca (XI)


Collado de Añisclo a la vista (I)


Collado de Añisclo a la vista (II)


Collado de Añisclo a la vista (III)

Aquí el sendero vuelve a juntarse al cauce del río, lugar que aproveché para descansar un poco, comer algo y beber agua. parecía que ya había llegado a la Fuenblanca, pero nada más lejos. Esa llanura se hace interminable.


Llegando a la Fuenblanca (I)


Llegando a la Fuenblanca (II)


Llegando a la Fuenblanca (III)


Cascadas de la zona de la Fuenblanca (I)


Cascadas de la zona de la Fuenblanca (II)


Vista atrás al plano


Fuenblanca

Tras alcanzar la Fuenblanca, ya solo quedaba alcanzar el collado de Añisclo. Casi nada. El collado está en casacristo. 400 metros de desnivel me faltaban al collado, más luego llegar a la cumbre de la Punta de las Olas. Un sendero, que a ratos se pierde entre la hierba y los riachuelos, me fue conduciendo hacia arriba. En la última cascada con agua, hacia la mitad de esos 400 metros, cargué agua a tope, unos tres litros y medio. Necesitaba agua para el resto de día, agua para cocinar y desayunar, y algo de agua para volver a bajar hasta la Fuenblanca al día siguiente. Osea, que iba cargado como un mulo. Sufriendo como un perro alcancé el collado. Por un momento pensé en abandonar, en hacer noche en el collado. Ya no me aguantaban las piernas. Había invertido 6 horas en llegar al collado. Los carteles indicaban 7 horas.


Hacia el collado de Añisclo (I)


La Suca


Vista atrás


Hacia el collado de Añisclo (II)


Hacia el collado de Añisclo (III)


Mi última fuente (I)


Mi última fuente (II)


Hacia el collado de Añisclo (IV)


Ladera de la Punta de las Olas (I)


Hacia el collado de Añisclo (V)


Vista atrás de la subida al collado


Ladera de la Punta de las Olas (II)


Hacia el collado de Añisclo (VI)


Llegamos al collado


Hice una parada para descansar, beber y comer algo. Necesitaba coger resuello, calmarme y asentar la cabeza. El monte es 60% cabeza. De pasó hice fotos de Pineta, que se veía a tomar por saco ahí abajo. Me sorprendió el Pico Pineta y la Suca, pedazo montaña. Mientras descansaba, aparecieron unos navarros con los que estuve chalando un rato y comentando lo que aún me faltaba por recorrer.


La Suca desde el collado


Pineta


Panorámica desde el collado


Pico Pineta


La Munia


Llanos de Lalarri

Reuní fuerzas, me puse la pesada mochila de nuevo, y me puse en marcha. Poco a poco fue recorriendo la senda del GR11 en dirección a Goriz hasta llegar al paso de cadena. Aquí tenía dos opciones: bajar por la cadena la chimenea, continuar el GR11 y subir por la normal a la Punta de las Olas, o pasar de la cadena y seguir hacía arriba por una vira.

Opté por lo segundo. En este tramo no hay hitos aunque el camino es evidente y solo hay uno. Lo malo es que al final de esta vira hay un paso un poco raro, con mucho patio y con roca muy chunga. Pasé un poco de miedito. Tras este paso hay que encaramarse al cordal natural de la Punta de las Olas por un tramo sin sendero, lleno de piedras y con mucha pendiente. Por suerte es un tramo corto, muy corto. Una vez encaramado al cordal el camino se suaviza y ya se divisa la cima.

Recorrí el cordal con mucha dificultad hasta llegar a la base de la cima. Ya solo me quedaba la última trepada. Justo desde donde comienza la trepada se puede ver la zona de vivacs-cueva donde pasaría la noche. Me acerqué y dejé la mochila. Estaba muerto. Había tardado 8 horas en llegar. Cogí el polar y me subí a la cima. Joder, joder, joder. Lo había logrado. 2000 putos metros de desnivel.


Subiendo a la Punta de las Olas (I)


La Suca de nuevo


Subiendo a la Punta de las Olas (II)


Vista atrás al collado (I)


Subiendo a la Punta de las Olas (III)


Subiendo a la Punta de las Olas (IV)


Subiendo a la Punta de las Olas (V)


Paso de cadena del GR11 (I)


Paso de cadena del GR11 (II)


Subiendo a la Punta de las Olas (VI)


Vista atrás al collado (II)


Cañón de Añisclo desde las alturas (I)


Subiendo a la Punta de las Olas (VII)


Subiendo a la Punta de las Olas (VIII)


Subiendo a la Punta de las Olas (IX)


Subiendo a la Punta de las Olas (X)


Subiendo a la Punta de las Olas (XI)


Trepada final


Llegando a la cima


Cima de la Punta de las Olas

Las vistas eran brutales, se mirase donde se mirase. Ante mi, el Añisclo y los Baudrimones. A lo lejos la zona de la Munia y la zona de Cotiella. Bajo mis pies los cañones de Añisclo y Ordesa. Solo entonces me di cuenta de lo jodidamente largo que es el puto cañón de Añisclo. Eso si, tan largo como bonito y espectacular. Varios ultraligeros me sobrevolaron cuando estaba en la cima, y sentí muchísima envidia jejejeje.


Taillon


Añisclo, Baudrimones, etc


Añisclo desde la Punta de las Olas


Baudrimones


Monte Perdido


La puntita del Añisclo


Torre de Goriz (I)


Torre de Goriz (II)


Ultraligero

Volví al vivac, lo medio preparé, comí el bocadillo y me eché a descansar. De hecho me dormí por unos minutos. Estaba solo, completamente solo, y tenía toda la tarde por delante para pensar, reflexionar y en definitiva, estar conmigo mismo. Me fuí de expedición en busca de nuevos vivacs y en busca de la gran sima de la Punta de las Olas. El espectáculo que tenía ante mis ojos difícilmente puedo plasmarlo en palabras. Simplemente era feliz, estando ahí arriba. Básicamente libre.



Lo mejor vino con el atardecer. Tras cenar un poco de pasta calentita me quedé ahí sentado, sacando fotos y viendo como el sol desaparecía poco a poco. Las fotos las pondré mañana...


Cueva-Vivac (I)


Cueva-Vivac (II)


Cueva-Vivac (III)


Cueva-Vivac (IV)


Añisclo desde el vivac (I)


Añisclo desde el vivac (II)


Sima


Castillo Mayor en el centro


Castillo Mayor y Peña Montañesa


Cotiella


Cañón de Añisclo desde el vivac


Cañón de Ordesa desde el vivac


Sestrales


Comienza a atardecer


Solitario

Etiquetas: , ,

9 Tus Comentarios:

At 6/11/11 6:16 p. m., Blogger Andua said...

Buena experiencia Kepa, me ha hecho especial ilusión algunas cosas que he visto en las fotos. Esa que dices "mi ultima fuente" fue nuestra ducha refrescante tras haber superado el collado de Añisclo desde Pineta, si si, justamente hay caía un generoso chorro de agua.
No se si el La Ripareta te llegaste a asomar un poco hacia el cauce donde se encajona, hay escondido un puente de roca de dimensiones ciclópeas que es alucinante.
Añisclo es una maravilla de valle, pero efectivamente, es muy largo y engañoso, tu lo comprobaste in situ.

 
At 6/11/11 8:57 p. m., Anonymous Anónimo said...

Qué bien se siente uno siendo un pájaro libre lejos de la civilización. Zorionak.

 
At 6/11/11 10:11 p. m., Anonymous Anónimo said...

Como sueles decir... Brutal,un repor precioso¡¡¡

 
At 7/11/11 9:27 a. m., Blogger jefoce said...

Brutal, Kepa. Meritoria ascensión, lo has contado muy bien.

 
At 8/11/11 1:19 p. m., Blogger Jordi Borras said...

Menuda caminata, grandes montes y mejores paisajes. Una gran experiencia. Saludos Kepa !

 
At 8/11/11 10:34 p. m., Blogger pmmp said...

Una pasada.

Si hubiera podido teletransportarme a la Península me hubiera apuntado jeje.

 
At 22/10/12 7:12 p. m., Blogger Angel Salom said...

Hola Kepa! Aún estoy flipando después de leer esta ascensión ... ando retrasado en la lectura de repors.

La zona de vivac me ha encantado y ya estoy pensando en visitarla el verano que viene.

¿Está muy cerca a la cima?
¿Podrías darme alguna indicación para localizarla?

Muchas gracias!!

 
At 23/10/12 9:35 a. m., Blogger Kepa said...

Angel, es fácil de encontrar. SI subes por la normal, por donde yo subí, los vivacs están casi en la misma cima, como a unos 20 metros por debajo de esta, y a apenas 2 minutos de ascensión. Se ven fácil y no tienen ninguna pérdida. Yo iba con el mismo miedo de no encontrarlos, y están bajo el paredón de conforma la cima

 
At 27/10/12 6:26 p. m., Blogger Angel Salom said...

Muchas gracias Kepa!!

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores