free hit counter script

miércoles, diciembre 29, 2010

Curavacas



Al día siguiente, y tras levantarnos bastante pronto, cogimos el coche y nos dirigimos hasta Vidrieros. Era noche cerrada y no había nadie en el pueblo. Guiados por el GPS, tomamos la pista que poco poco nos fue llevando hacia la base del Curavacas (2520 m).


Por la oscuridad (I)


Por la oscuridad (II)


Luna


Amanece

Justo cuando empezaba a amanecer llegamos a la conocida pedrera sur del Curavacas. Fue mejor de lo que pensaba, aunque ya he decidido no volver en verano nunca más. Se va ascendiendo poco poco hasta ir acercándose a la pared de la montaña. Es entonces cuando parece que la pedrera se ha terminado, pero nada más lejos. Aún queda bastante.


Por la pedrera (I)


Por la pedrera (II)


Por la pedrera (III)


Por la pedrera (IV)


Por la pedrera (V)


Sale el sol


Por la pedrera (VI)


Panorámica vista atrás


Por la pedrera (VII)


Por la pedrera (VIII)


Por la pedrera (IX)


Por la pedrera (X)


Por la pedrera (XI)

La senda poco a poco se va encajando en el llamado Callejo Grande, que no es más que un empinado estrechamiento que nos lleva a un evidente colladito en forma de paso estrecho. Es entonces cuando cambiamos de vertiente y el camino gira bruscamente hacia la izquierda buscando la cima.


Cima del Curavacas sobre nosotros


Por el callejo (I)


Por el callejo (II)


Por el callejo (III)


Por el callejo (IV)


Por el callejo (V)


Por el callejo (VI)


Por el callejo (VII)


Cambiamos de vertiente

Ya solo quedaba dirigirnos hasta la cima y disfrutar de las vistas. Estuvimos un rato solos, hasta que empezó a llegar gente, momento que aprovechamos para comenzar el viaje de vuelta.


Rebeco


Vista desde el collado


Hacia la cima (I)


Hacia la cima (II)


Pico Murcia al fondo


Llegamos a la cima (I)


Llegamos a la cima (II)


Espigüete desde la cima


Peña Prieta


Lago


En la cima


Panorámica desde la cima

La bajada fue mejor que lo que yo pensaba en un principio. A ratos es muy incómoda, pero a ratos es perfectamente esquiable, lo que acorta y facilita enormemente la bajada.


De regreso (I)


De regreso (II)


De regreso (III)


De regreso (IV)


De regreso (V)


De regreso (VI)


De regreso (VII)


De regreso (VIII)


De regreso (IX)


De regreso (X)


De regreso (XI)


De regreso (XII)


De regreso (XIII)


De regreso (XIV)


De regreso (XV)


De regreso (XVI)


De regreso (XVII)

Eso si, al llegar al llano el sol apretaba y el calor era bastante insoportable. No había sombra donde cobijarse...


Vista atrás (I)


Vista atrás (II)


De regreso (XVIII)


Cascadita


Vista atrás (III)


En Vidrieros (I)


En Vidrieros (II)

Menos mal que en Vidrieros nos pudimos refrescar un poquito...

(Alguna de las fotos son de Rota)


Cervecita

Etiquetas: ,

3 Tus Comentarios:

At 29/12/10 12:36 p. m., OpenID elultimodestino said...

No llores tanto, que el calor y las piedras no fueron para tanto, jejeje. Fue un fin de semana genial la verdad, me lo pasé como un niño.

 
At 29/12/10 3:57 p. m., Blogger vidal said...

¡Muy guapo ese Curavacas!... enhorabuena por un día tan chulo!!!... Saludos Esgalleros!!!

 
At 8/2/12 2:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola Kepa, soy Dioni Serrano, redactor de la revista Grandes Espacios. Hace unos días te dejé un comentario en una foto tuya de Picasa. Estamos preparando un reportaje sobre las grandes montañas palentinas: Espigüete, Curavacas y Peña Prieta (aunque ésta esté en Cantabria) y me interesan tus fotos. ¿Puedes ponerte en contacto conmigo en dioni@desnivel.com o en el 913 602 247? Gracias

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores