free hit counter script

miércoles, agosto 08, 2007

Ascensión al Aspe (2645 m)

La cosa se planteó así. Yo había quedado el sábado a la tarde en el Corral de Mulas con unos amigos de Mendiak.net para hacer un vivac en los Ibones de Anayet, asi que aproveché el fin de semana y salí el viernes a la tarde con idea de dormir en Aisa, y luego el sábado por la mañana subir el Aspe, lo que sería mi primera cima Pirenaica en solitario.

Finalmente no dormí en Aisa, sino al final de la pista donde se deja el coche, no sin antes disfrutar del atardecer en los llanos de Napazal, contemplando el macizo del Aspe y los desafiantes Lecherines y Pico del Sombrero.



Aspe desde Aisa


Aspe desde Rigüelo


Lecherines (I)


Paraje de Napazal (I)

Me levanté pronto, a eso de las 5:30 de la mañana para evitar el intenso calor que estaba anunciado. La verdad es que había dormido como un marqués en el coche e incluso había pasado calor. El coche marcaba a las 6 de la mañana 15 grados. Hacía calor.

Comencé la ascensión por la pista, que en 10 minutos me llevó a la entrada a de los llanos de Napazal. Aún a oscuras y penumbras pude vislumbrar el camino que tenía que tomar. Justo enfrente de un refugio que había a la izquierda, crucé el río y comencé a ascender por un nervio que me llevaba hasta un claro corte en la piedra que se veía al fondo, es lo que se conoce como "el embudo". Ganando altura poco a poco llegué a un abrevadero, señal de que iba por buen camino.

Con una mirada atrás pude ver como el sol iba destruyendo las sombras, era una carrera contra el sol. Tras pasar el embudo, y siempre por camino bien marcado con hitos ascendí una dura rampa por terreno algo incómodo hasta la entrada a la zona más complicada de la ascensión, la cubeta kárstica que antecede a la subida final al Aspe.



Lecherines (II)


Llena del Bozo (I)


Hacia el abrevadero


Vista atrás (I)


Mallos


Carrera contra el sol


Karst (I)


Aspe (I)

Me metí de lleno en el karst. Muchos senderos e hitos se mostraban ante mi. Había que elegir. Primero tiré por la izquierda, hacia arriba, pero enseguida me di cuenta de que ese camino era un poco escarpado, asi que tiré de nuevo para abajo y seguí una fila de hitos que va por la zona baja con tendencia algo a la derecha. Tras pasar este tramo algo lioso, accedí a una nueva cubeta, más sencilla y con el camino mucho más evidente, ya con el Aspe enfrente e inconfundible ya que su piedra roja contrasta con la caliza blanca que lo rodea.

El sendero me llevó a una pequeña trepadita sin ninguna dificultad que me dio acceso a un collado, dejando la Llena de la Garganta a la izquierda. A partir de aquí y por terreno algo incómodo y lleno de agujeros tiré en diagonal hacia el Aspe, hasta el siguiente collado y que es el camino de acceso si se sube desde Canfranc. De aquí a la cima en un santiamén. Fotos en la cima y comer algo.



Aspe (II)


Llena de la Garganta (I)


Mar de nubes


Llena de la Garganta (II)


Lecherines, Collarada al fondo


En la cima

Las vistas impresionantes se mire donde se mire. Incluso había gente en la subida al Aspe conocida como la cresta de los Murcielagos. Lecherines, Collarada, Mesa de los Tres Reyes, Anie, Orhi, Anayet, etc. Todas las cimas de Pirineos de este sector más occidental a la vista. Me recreé un buen rato, y cuando el sol empezaba a apretar decidí recoger todo y empezar a bajar, sin prisa pero sin pausa.



Desde la cima


Cresta de los murcielagos (I)


Cresta de los murcielagos (II)


Vista atrás al Aspe


Karst (II)


Karst (III)

Con un calor horroroso fue descendiendo poco a poco hasta Napazal. Las vistas de este paraje son muy bonitas. Tras llegar al coche, un bañito en una de las pocitas que hay al lado en el río y para Jaca, que había quedado con Iñigo e Itxaso (Ochate y Ambotokomari en mendiak.net) que el sábado por la mañana había hecho el Garmo Negro y habíamos apalabrado una Coca Cola. A eso de las 4 de la tarde, tras dejar a Iñigo e Itxaso me fui para la zona del Portalet para la siguiente sesión de monte.



Llena de la Bozo (II)


Vista atrás (II)


Descendiendo


Lecherines (III)


Vista atrás (III)


Paraje de Napazal (II)


Etiquetas: , ,

6 Tus Comentarios:

At 8/8/07 12:02 a. m., Blogger ldiegoes said...

bonito bonito... ¿de cuándo es esto? parece actual.

¿Has regresado ya al mundo de los vivos? Es para llamarte y que me cuentes.

 
At 8/8/07 9:14 a. m., Blogger igertu said...

Muchas gracias Kepa por el detalle, parece cierto que la salida es breve... nosotros lo afrontaremos comenzando a andar más tarde, espero que el sol no apriete tanto.

Anibal, mejor si te pones de avatar el peluche ese que tienes en mendiak jejeje

salu2

 
At 8/8/07 11:23 a. m., Blogger Sonia said...

Enhorabuena por esta ascensión en solitario!!

Las fotos una maravilla y deseando de saber las "siguientes aventuras"...

besos

 
At 8/8/07 2:10 p. m., Blogger Raul said...

Bonitos parajes, aunque parece y es un pedregal tiene su encanto, la alta montaña es asi. La cresta da vertigo de verla.

Saludos!

 
At 8/8/07 10:19 p. m., Anonymous Heartbeats said...

Que bellas las siluetas que forman las montañas.
Precioso lugar!
Enhorabuena por la ascención en solitario aunque me gusta leer que vas acompañado.
Cuidate
Un beso

 
At 9/8/07 12:49 p. m., Anonymous Antonio said...

Que sea enhorabuena por la subida en solitario...el reportaje, muy guapo..si algun dia voy por alli (puede que dentro de una semana) ya se de donde sacar información para la ruta....porque esta contado hasta el ultimo detalle.

Un saludo

Antonio.

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores