free hit counter script

martes, diciembre 09, 2014

Picones de Sopeña

Hace unos meses me acerqué con Mireia hasta el Alto del Caracol, curioso nombre para un puerto de montaña. La idea era subir a los Picones de Sopeña, cordal largo sin cimas muy bien definidas. Se parte tomando una pista de gravilla, que poco a poco toma altura hasta llegar a un repetidor y un vértice geodésico. Subiendo nos deleitamos con las vistas. Incluso se veían los Picos de Europa y la zona de Alto Campoo, que estaban nevados.


Salimos del Alto del Caracol


Hacia el repetidor (I)


Hacia el repetidor (II)


Hacia el repetidor (III)


Alto Campoo a lo lejos


Hacia el repetidor (IV)


Hacia el repetidor (V)


Hacia el repetidor (VI)


Hacia el repetidor (VII)


Hacia el repetidor (VIII)


Llegamos al repetidor


Vértice geodésico

Desde la cima se veían ya los valles Pasiegos, verdes y llenos de cabañas y caseríos. Tras descansar un poco continuamos hacia los Picones de Sopeña. Descendimos la loma del monte donde estaban las antenas hasta llegar a un collado, que abandonamos para encaramarnos al cordal de los Picones.


Hacia los Picones de Sopeña (I)


Hacia los Picones de Sopeña (II)


Hacia los Picones de Sopeña (III)


Hacia los Picones de Sopeña (IV)


Hacia los Picones de Sopeña (V)


Valles pasiegos (I)


Valles pasiegos (II)


Hacia los Picones de Sopeña (VI)


Hacia los Picones de Sopeña (VII)


Hacia los Picones de Sopeña (VIII)


Subimos al cordal (I)


Subimos al cordal (II)


Vista atrás (I)

Una vez en el cordal, ya solo nos quedaba recorrerlo siguiendo las trazas de sendero. Estuvimos subiendo y bajando lomas y cimas sin parar durante un buen rato. Es largo pero muy bonito y divertido, con bonitas vistas. Finalmente llegamos a lo más alto de los Picones. La verdad es que fue lo de menos.


Recorriendo los Picones (I)


Recorriendo los Picones (II)


Vista atrás (II)


Recorriendo los Picones (III)


Recorriendo los Picones (IV)


Recorriendo los Picones (V)


Recorriendo los Picones (VI)


Recorriendo los Picones (VII)


Recorriendo los Picones (VIII)


Recorriendo los Picones (IX)


Recorriendo los Picones (X)


Recorriendo los Picones (XI)


Recorriendo los Picones (XII)


Recorriendo los Picones (XIII)


Recorriendo los Picones (XIV)


Recorriendo los Picones (XV)


Recorriendo los Picones (XVI)


Recorriendo los Picones (XVII)


Recorriendo los Picones (XVIII)


Recorriendo los Picones (XIX)


Recorriendo los Picones (XX)


Recorriendo los Picones (XXI)


Recorriendo los Picones (XXII)


Recorriendo los Picones (XXIII)


Recorriendo los Picones (XXIV)


Recorriendo los Picones (XXV)


Recorriendo los Picones (XXVI)


Recorriendo los Picones (XXVII)


Recorriendo los Picones (XXVIII)


Recorriendo los Picones (XXIX)


Recorriendo los Picones (XXX)


Recorriendo los Picones (XXXI)


Recorriendo los Picones (XXXII)


Recorriendo los Picones (XXXIII)


Recorriendo los Picones (XXXIV)


Recorriendo los Picones (XXXV)


Valles pasiegos (III)


Recorriendo los Picones (XXXVI)


Valles pasiegos (IV)


Recorriendo los Picones (XXXVII)


Valles pasiegos (V)


Recorriendo los Picones (XXXVIII)


Recorriendo los Picones (XXXIX)


Recorriendo los Picones (XL)


Recorriendo los Picones (XLI)


Recorriendo los Picones (XLII)


Recorriendo los Picones (XLIII)


Recorriendo los Picones (XLIV)


Recorriendo los Picones (XLV)


Recorriendo los Picones (XLVI)


Recorriendo los Picones (XLVII)


Recorriendo los Picones (XLVIII)


Recorriendo los Picones (XLIX)


Recorriendo los Picones (L)


Castro Valnera frente a nosotros (I)


Castro Valnera frente a nosotros (II)


Valles pasiegos (VI)


Alto Campoo y Picos de Europa a lo lejos


Valles pasiegos (VII)

Para volver al coche, en vez de recular y volver sobre nuestros pasos, decidimos bordear por la derecha los Picones, con el fin de ver el hayedo de la zona. Descendimos a un collado y giramos por la ladera tratando de seguir un amago de sendero. Por un paisaje desolado conseguimos llegar a una majada de pastores donde hicimos la pausa larga para descansar y comer algo al sol.


Descendemos (I)


Descendemos (II)


Descendemos (III)


Picón del Fraile


Descendemos (IV)


Descendemos (V)


Descendemos (VI)


Descendemos (VII)


Descendemos (VIII)


Descendemos (IX)


Descansando (I)


Descansando (II)

Tras el descanso continuamos bordeando los Picones, pasando por paisajes desolados por el fuego hasta encontrar la entrada del hayedo, que cruzamos siguiendo una marcada pista.


Hacia el bosque (I)


Fuente


Hacia el bosque (II)


Hacia el bosque (III)


Hacia el bosque (IV)


Hacia el bosque (V)


Hacia el bosque (VI)


Hacia el bosque (VII)


Hacia el bosque (VIII)


Hacia el bosque (IX)


Hacia el bosque (X)


Hacia el bosque (XI)


Hacia el bosque (XII)

No hay pérdida, la pista está muy marcada. Me imagino que será un antiguo camino de carboneros. Esta zona también es una sucesión de subidas y bajadas, atravesando pasos angostos y algún que otro roquedo.


Por el bosque (I)


Por el bosque (II)


Por el bosque (III)


Por el bosque (IV)


Por el bosque (V)


Por el bosque (VI)


Por el bosque (VII)


Por el bosque (VIII)


Por el bosque (IX)


Por el bosque (X)

Tras pasar el bosque volvimos a salir a campo abierto y llegamos de nuevo al montecito de las antenas. No llegamos a él, sino que atajamos para ahorrarnos unos metros. Volvimos a la pista de grijo del inicio y regresamos finalmente al coche. Una vuelta muy completa, sin duda alguna, por parajes poco frecuentados pero de una belleza excepcional.


Regresamos al coche (I)


Regresamos al coche (II)


Regresamos al coche (III)


Regresamos al coche (IV)


Regresamos al coche (V)


Regresamos al coche (VI)


Etiquetas: ,

Posts más recientes                              Posts anteriores