free hit counter script

domingo, noviembre 16, 2014

Macetohuerto 1.0

Tengo la suerte de haber alquilado una casa con una terraza muy generosa. Durante varios años estuvo desaprovechada, pero gracias a Mireia ahora tenemos un macetohuerto. La idea fue suya, ella fue la impulsora y yo soy la mano ejecutora. Todo empezó con 4 plantas de fresas. Dieron pocas fresas porque con 4 plantas no se puede recolectar mucho, pero al final del verano empezaron a echar estolones (los hijos de las fresas) que replanté.

FRESAS


















También cogimos fresas silvestres en el monte y las plantamos en casa. El primer año apenas dieron, pero las que salieron estaban riquísimas. Era un placer llegar a casa, salir al balcón y comerte un par de fresitas.

FRESAS SILVESTRES








En verano pusimos unas tomateras. Algunas no sobrevivieron por culpa de la mala elección del tiesto,demasiada poca tierra, pero dos tomateras nos dieron muchísima alegrías. Calculamos que obtuvimos unos 50 tomates, no muy grandes pero si muy muy sabrosos. Menuda diferencia con los que se compran en la tienda. No usé sulfato sino purín de ortiga. Hay que cuidarlos mucho más, estar más atento a sus cuidados, pero conseguí una buena cosecha sin usar químicos.

TOMATES














Los pimientos fue un querer y no poder. No tenía tiestos y los puse como pude. El resultado fue malo porque apenas se desarrollaron y apenas pudimos comer tres docenas de pimientos.

PIMIENTOS






También puse un par de calabacines, que al principio se desarrollaron muy bien, echaron muchas flores pero solo conseguimos un calabacín. Luego entró un hongo y se fue todo al carajo. Mala experiencia que no repetimos el segundo año.

CALABACÍN










Las lechugas nos dieron más alegrías y eso que al principio me costó pillarles el tranquillo. Pusimos pocas, para probar, y comimos algunas ensaladas con nuestras lechugas, mucho más finas que las que venden en la tienda. Una delicia.

LECHUGAS






Puse una acelga al final del verano y resultó ser una planta muy resistente. Al final me arrepentí de haber puesto una sola por que definitivamente es el cultivo de invierno que menos cuidado necesita y más alegrías da. Hicimos varias veces pencas rellenas, y con la hoja, después de cocerla, tortilla con ajos tiernos.

ACELGAS


De la huerta...


... al plato

También experimenté con semillas, en concreto con naranjos y limoneros. Germiné muchísimas, salieron muchísimas y finalmente tuve que regarlas. Yo me quedé con dos naranjos y dos limoneros. Digamos que es una inversión a largo tiempo jejejeje.

LIMONEROS Y NARANJOS
















Etiquetas:

2 Tus Comentarios:

At 17/11/14 9:55 a. m., Blogger Toñy Comas Sánchez said...

Nada sienta mejor que lo que cuidamos nosotros mismos, es como recolectar el fruto de nuestro ocio. Yo tengo dos mesas de cultivo hechas con palets (barato y ecológico) y les he sacado mucho provecho, hasta patatas he sembrado.
Disfruta de lo que consigas con tus manos, no tiene precio!
Bssssss

 
At 17/11/14 1:29 p. m., Blogger Kepa said...

La verdad es que es una gran satisfacción comer lo que uno cuida y produce

Saludos

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores