free hit counter script

miércoles, febrero 20, 2013

Urederra y Larregoiko (1019 m)


Hacía mucho tiempo que tenía ganas de conocer el nacimiento del Urederra. Había visto muchas fotos, todo el mundo me había comentado maravillas del lugar... total, que parecía un necio por no haber ido antes con lo que me gusta a mi la montaña. Aprovechando que había venido Karlos a visitar a la familia por Navidad, nos fuimos Mireia, él y yo hasta Baquedano. Llegamos a primera hora, antes de que el tío del parking asomara la jeta, y desde luego muchísimo antes que que la marabunta de gente tomara al asalto el lugar. Además iba a hacer muy buen tiempo.

Salimos de Baquedano y nos dirigimos por el sendero/pista que baja al río y al fondo del vallecito del Urederra. Se veía que había algo de niebla, pero me imaginé que nos vendría perfecto para las fotos y para darle al lugar un toque especial.


Salimos de Baquedano (I)


Salimos de Baquedano (II)


Salimos de Baquedano (III)


Salimos de Baquedano (IV)


Niebla (I)


Niebla (II)


Hacia Urederra (I)


Niebla (III)


Hacia Urederra (II)


Hacia Urederra (III)


Hacia Urederra (IV)


Hacia Urederra (V)

Y por fin llegamos a la zona del río y las cascadas. Estaba todo vallado y no dejaban acercarse al río. Al menos los carteles así lo advertían. Me pareció un parque temático. Y me decepcionó bastante. El sitio es bonito, pero no tanto como me lo habían contado o como yo me lo había imaginado.

Fuimos recorriendo el río en dirección al fondo del vallecito. Fuimos viendo las pozas, las cascadas, etc. Por suerte estábamos completamente solos, así que estuvimos como casi dos horas tranquilos y sin que nadie nos molestara. Creo que lo mejor y lo que más me gustó fue la niebla. Le daba cierto toque especial y hasta fantasmagórico. Finalmente llegamos a la gran cascada al final del valle.


Río (I)


Río (II)


Río (III)


Río (IV)


Río (V)


Río (VI)


Río (VII)


Río (VIII)


Río (IX)


Río (X)


Río (XI)


Río (XII)


Río (XIII)


Río (XIV)


Río (XV)


Río (XVI)


Río (XVII)


Río (XVIII)


Río (XIX)


Río (XX)


Río (XXI)


Río (XXII)


Río (XXIII)


Río (XXIV)


Río (XXV)


Río (XXVI)


Río (XXVII)


Río (XXVIII)


Río (XXIX)


Río (XXX)


Río (XXXI)


Río (XXXII)


Río (XXXIII)


Río (XXXIV)


Río (XXXV)


Río (XXXVI)


Río (XXXVII)


Río (XXXVIII)


Río (XXXIX)


Río (XL)


Río (XLI)


Río (XLII)


Río (XLIII)


Río (XLIV)


Río (XLV)


Río (XLVI)


Río (XLVII)


Balcón de Pilatos sobre nuestras cabezas


Río (XLVIII)


Río (XLIX)


Río (L)

EL objetivo no era únicamente visitar el Urederra, sino además subir al Balcón de Pilatos y hacer alguna cimita. Buscamos el sendero de subida al Balcón de Pilatos y nos pusimos en marcha. El sendero es a ratos muy perdedor, y hay que andarse al loro para no perderse. A mi al menos así me pareció. El bosque estaba precioso.


Subimos al Balcón de Pilatos (I)


Subimos al Balcón de Pilatos (II)


Subimos al Balcón de Pilatos (III)


Subimos al Balcón de Pilatos (IV)


Subimos al Balcón de Pilatos (V)


Subimos al Balcón de Pilatos (VI)


Subimos al Balcón de Pilatos (VII)


Subimos al Balcón de Pilatos (VIII)


Subimos al Balcón de Pilatos (IX)


Subimos al Balcón de Pilatos (X)


Subimos al Balcón de Pilatos (XI)


Subimos al Balcón de Pilatos (XII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XIII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XIV)


Subimos al Balcón de Pilatos (XV)


Subimos al Balcón de Pilatos (XVI)


Subimos al Balcón de Pilatos (XVII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XVIII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XIX)


Subimos al Balcón de Pilatos (XX)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXI)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXIII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXIV)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXV)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXVI)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXVII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXVIII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXIX)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXX)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXXI)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXXII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXXIII)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXXIV)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXXV)


Subimos al Balcón de Pilatos (XXXVI)

Una vez en la zona alta, en vez de girar a la derecha hacia el Balcón de Pilatos, giramos a la izquierda y nos dirigimos hacia Larregoiko, la cima del día. Atravesamos un tramo de asfalto, unas campas y finalmente una pista forestas que nos llevó hacia la misma cima de Larregoiko.


Hacia Larregoiko (I)


Hacia Larregoiko (II)


Hacia Larregoiko (III)


Hacia Larregoiko (IV)


Hacia Larregoiko (V)


Hacia Larregoiko (VI)


Hacia Larregoiko (VII)


Hacia Larregoiko (VIII)


Hacia Larregoiko (IX)


Hacia Larregoiko (X)


Hacia Larregoiko (XI)


Hacia Larregoiko (XII)


Hacia Larregoiko (XIII)


Hacia Larregoiko (XIV)


Larregoiko

Con un cielo totalmente despejado, las vistas desde la cima eran magníficas. A nuestros pies teníamos Baquedano y los pueblos de alrededor. Los buitres patrullaban los cielos en busca de carroña y alguna oportunidad. Comimos al sol disfrutando de las vistas al borde del acantilado.


Beriain al fondo


Alrededores (I)


Alrededores (II)


Baquedano


Panorámica desde la cima


Foto de cima

Como aún nos quedaba mucho camino por delante, no nos entretuvimos demasiado. Tras encontrar y buscar unos fósiles que había en el borde del acantilado, nos pusimos de nuevo en marcha siguiendo un bonito sendero que nos llevó al Balcón de Pilatos recorriendo el acantilado y atravesando un precioso bosque.


Volvemos al Balcón de Pilatos (I)


Volvemos al Balcón de Pilatos (II)


Volvemos al Balcón de Pilatos (III)


Volvemos al Balcón de Pilatos (IV)


Volvemos al Balcón de Pilatos (V)


Volvemos al Balcón de Pilatos (VI)


Volvemos al Balcón de Pilatos (VII)


Volvemos al Balcón de Pilatos (VIII)


Volvemos al Balcón de Pilatos (IX)


Volvemos al Balcón de Pilatos (X)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XI)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XII)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XIII)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XIV)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XV)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XVI)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XVII)


Volvemos al Balcón de Pilatos (XVIII)

¿Y del Balcón de Pilatos que decir? Pues que es un sitio brutal, con unas vistas increíbles y una sensación de vacío de espanto. Había varias decenas de buitres que pasaban junto a nosotros, como si nada, aprovechando las térmicas, en perfecta formación de combate.


Por el Balcón de Pilatos (I)


Por el Balcón de Pilatos (II)


Por el Balcón de Pilatos (III)


Por el Balcón de Pilatos (IV)


Por el Balcón de Pilatos (V)


Por el Balcón de Pilatos (VI)


Buitres (I)


Buitres (II)


Por el Balcón de Pilatos (VII)


Por el Balcón de Pilatos (VIII)


Por el Balcón de Pilatos (IX)


Por el Balcón de Pilatos (X)


Buitres (III)


Buitres (IV)


Buitres (V)


Buitres (VI)


Por el Balcón de Pilatos (XI)


Por el Balcón de Pilatos (XII)


Vistas (I)


Vistas (II)


Vistas (III)


Vistas (IV)


Vistas (V)


Por el Balcón de Pilatos (XIII)


Por el Balcón de Pilatos (XIV)


Por el Balcón de Pilatos (XV)


Por el Balcón de Pilatos (XVI)


Por el Balcón de Pilatos (XVII)


Por el Balcón de Pilatos (XVIII)


Por el Balcón de Pilatos (XIX)

Finalmente volvimos a Baquedano siguiendo el sendero GR de la ruta del Pastoreo que baja del Balcón de Pilatos al pueblo. Este sendero también es impresionante. A mi me encantó.

Al llegar a Baquedano hicimos una parada técnica en una de las tascas del pueblo para celebrar la salida de montaña. No hubo cerveza pero si una tónica con una buen chorretón de limón recién exprimido. Antes de ponernos de nuevo en marcha camino de casa incluso pudimos contemplar el atardecer. Un día redondo donde lo más bonito no fue, ni de lejos, el tan afamado Urederra.


Volvemos a Baquedano (I)


Volvemos a Baquedano (II)


Volvemos a Baquedano (III)


Volvemos a Baquedano (IV)


Volvemos a Baquedano (V)


Volvemos a Baquedano (VI)


Volvemos a Baquedano (VII)


Volvemos a Baquedano (VIII)


Volvemos a Baquedano (IX)


Volvemos a Baquedano (X)


Volvemos a Baquedano (XI)


Volvemos a Baquedano (XII)


Volvemos a Baquedano (XIII)


Volvemos a Baquedano (XIV)


Volvemos a Baquedano (XV)


Volvemos a Baquedano (XVI)


Vista atrás (I)


Vista atrás (II)


Atardecer (I)


Atardecer (II)


Atardecer (III)


Atardecer (IV)



Etiquetas: ,

2 Tus Comentarios:

At 21/2/13 3:33 p. m., Anonymous Anónimo said...

Muy chulo el reportaje Kepa. La pena es que no está permitido el baño verdad?Una lástima

 
At 21/2/13 3:47 p. m., Blogger Kepa said...

Anonimo, la verdad es que si, que es una pena que no se pueda bañar uno ahí en veranito. Pero hay otros sitios donde hacerlo, solo hay que buscarlos!!!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores