free hit counter script

miércoles, septiembre 19, 2012

Monte Kenia: Old Moses Camp (3300 m) - Shipton Camp (4200 m)



Tras la pequeña caminata del día anterior, nos levantamos relativamente pronto y desayunamos. Prácticamente teníamos ya el desayuno listo. Recogimos nuestros petates y mochilas, y los petates se los pasamos porteadores, que tenían una bronca interesante. Estaban con una dinamómetro pesándolo todo. El día anterior no se habían distribuido bien la carga y me imagino que alguno se quejó...

El tiempo, sin ser malo, tampoco nos daba muchas esperanzas para la jornada de hoy. Pude dar una vueltilla por los alrededores del campamento y ver todo el tinglado que había. También reparé en los porteadores. Había alguno joven, pero la mayoría eran mayores, muy mayores. Alguno casi casi podía ser mi abuelo. Eso me dejó muy mal cuerpo. Acostumbrado a ir en autonomía total por Pirineos y cargando yo todo, el tener "esclavos" no me daba buen karma.


Amanece en Old Moses Camp


Monte Kenia a lo lejos


Old Moses Camp


Alrededores del campamento (I)


Alrededores del campamento (II)


Alrededores del campamento (III)


Nieblas en las llanuras


Recogemos la habitación


Recogemos el picnic -Jaime-


Caos de petates (I) -Jaime-


Caos de petates (II) -Jaime-


Caos de petates (III) -Txarli-


Caos de petates (IV)

Por fin nos pusimos en marcha y fuimos dejando poco a poco atrás el campamento de Old Moses. salimos por la parte trasera del campamento y comenzamos a ascender por una ladera llena de exótica vegetación. Comenzamos a ver las primeras lobelias. Continuamos ascendiendo poco a poco hasta llegar a un cruce. Nosotros iríamos hacia Shipton Camp. Pero primero los guías nos hicieron parar durante un buen rato para esperar a los porteadores y que no pasara lo del día anterior. Se nos echó la niebla encima y el viento frío nos dejó helados durante un buen tiempo. Fue una cabronada.


Nos ponemos en marcha (I)


Ayudante del guía -Luis-


Nos ponemos en marcha (II)


Vista atrás (I)


Vista atrás (II)


Flora


Hacia el cruce (I)


Hacia el cruce (II)


Hacia el cruce (III) -Luis-


Lobelia deckenii


Riachuelo


Cruce (I)


Cruce (II) -Jaime-

Tras el parón obligado, nos pusimos de nuevo en marcha faldeando unas laderas, cruzando algunas hondonadas, regatas y riachuelos, y cruzando algunos puentes de madera. El camino está muy trillado y bien acondicionado.


Hacia el primer puente (I) -Luis-


Hacia el primer puente (II) -Jaime-


Hacia el primer puente (III)


Hacia el primer puente (IV)


Hacia el primer puente (V) -Txarli-


Enorme valle


Hacia el primer puente (VI) -Luis-


Riachuelo


Cruzamos el puente (I)


Cruzamos el puente (II)

En este tramo estuve hablando con el guía de lo divino y lo humano. Me comentó que el año pasado había echo de guía de Elena Salgado, y que llevaba un buen pifostio de medidas de seguridad. Algo ya había oído de su afición montañera.


Hacia el segundo puente (I)


Hacia el segundo puente (II) -Jaime-


Los porteadores nos siguen (I)


Los porteadores nos siguen (II)


Hacia el segundo puente (III)


Hacia el segundo puente (IV)


Hacia el segundo puente (V)


Cruzamos el segundo puente (I)


Cruzamos el segundo puente (II)

Tras dejar atrás el último puente, comenzamos a ascender en fuerte pendiente hacia un collado que no se terminaba de vislumbrar. La espesa vegetación a ratos hacía dura la caminata. Yo sufría por los portadores. Iban descojonados.


Proseguimos (I)


Proseguimos (II)


Los porteadores sufriendo (I) -Jaime-


Los porteadores sufriendo (I) -Txarli-


Proseguimos (III)


Proseguimos (IV)


Proseguimos (V)


Proseguimos (VI)


Nos asomamos al valle -Jaime-

Al alcanzar el collado apareció ante nosotros un precioso valle, sinuoso y estrecho. Es el Mackinder Valley. Aprovechamos para parar y almorzar algo. Tras comer algo, comenzamos el descenso al valle y a andar por el en dirección al Shipton Camp. se supone que el Monte Kenia estaba frente a nosotros, pero no lo pudimos ver por culpa de las nubes bajas. Fue una pena por que el lugar era precioso.


Primer tramo del valle (I)


Primer tramo del valle (II)


Primer tramo del valle (III)


Primer tramo del valle (IV)


Primer tramo del valle (V)


Primer tramo del valle (VI)


Primer tramo del valle (VII) -Jaime-


Primer tramo del valle (VIII) -Txarli-


Primer tramo del valle (IX) -David-


Primer tramo del valle (X)


Primer tramo del valle (XI) -Txarli-


Primer tramo del valle (XII)


Primer tramo del valle (XIII)


Paredones


Primer tramo del valle (XIV)


Primer tramo del valle (XV)


Primer tramo del valle (XVI)


Primer tramo del valle (XVII) -Txarli-


Primer tramo del valle (XVIII)


Descansito -David-

Continuamos recorriendo el valle, mientras íbamos notando como poco a poco la vegetación cambiaba y aparecían ante nosotros los primeros Senecios. En concreto el Senecio keniodendron, que es endémico del monte Kenia. Crece entre 3900 y 4500 metros. También había Senecios keniensis que crecen a altitudes ligeramente inferiores. Lo curioso de los senecios es que cuando las hojas mueren, no caen, y permanecen en el tallo dándoles su curiosa forma.

También comenzamos a ver los primeros Hyrax, que son al Monte Kenia, lo que las marmotas a los Pirineos. Lo curioso de este pequeño mamífero es que está directamente emparentado con el elefante...


Segundo tramo del valle (I)


Segundo tramo del valle (II)


Segundo tramo del valle (III)


Lobelia telekii


Estornino alirojo (onychognagthus morio) -Txarli-


Senecios (I)


Senecios (II)


Segundo tramo del valle (IV)


Senecios (III)


Lobelias deckenii (I)


Lobelias deckenii (II)


Segundo tramo del valle (V)


Segundo tramo del valle (VI) -Jaime-


Segundo tramo del valle (VII)


Segundo tramo del valle (VIII)


Segundo tramo del valle (IX)


Segundo tramo del valle (X)


Segundo tramo del valle (XI)


Segundo tramo del valle (XII)


Segundo tramo del valle (XIII)


Segundo tramo del valle (XIV)


Segundo tramo del valle (XV) -Txarli-


Segundo tramo del valle (XVI)


Hyrax


Segundo tramo del valle (XVII) -Jaime-


Segundo tramo del valle (XVIII)


Segundo tramo del valle (XIX) -Jaime-


Cercomela sordida


Segundo tramo del valle (XX) -Jaime-


Segundo tramo del valle (XXI)


Segundo tramo del valle (XXII) -Luis-


Cruzamos el último puente


Segundo tramo del valle (XXIII)


Segundo tramo del valle (XXIV)


Río


Vista atrás

Tras alcanzar el final del valle, ya solo nos quedaba remontar un resalte de unos 150 metros para alcanzar el Shipton Camp. Pasamos junto a las famosas cuevas Shipton, y tras andar unos cientos de metros llegamos al campamento, de nuevo muy por delante de nuestros sufridos porteadores.


Ascendemos al Shipton Camp (I)


Nieblas (I)


Nieblas (II)


Ascendemos al Shipton Camp (II) -David-


Ascendemos al Shipton Camp (III)


Ascendemos al refugio (IV)


El valle desde lo alto


Ascendemos al Shipton Camp (V)


Llegamos al Shipton Camp (I) -David-


Llegamos al Shipton Camp (II)


Llegamos al Shipton Camp (III)

Nos tiramos toda la tarde de charleta, comiendo palomitas de maíz y galletas. Ya hicimos risas y confesiones inconfesables jejejeje. Hacia el final de la tarde, la niebla y las nubes nos dieron un pequeño respiro y pudimos ver algo (aunque muy poco) de los montes que nos rodeaban. El día siguiente iba a ser uno de los días exigentes del trekking y había que descansar bien...


En el refugio (I)


En el refugio (II) -Txarli-


En el refugio (III) -Txarli-


En el refugio (IV) -David-


Estornino alirojo (onychognagthus morio) -Jaime-


Serinus striolatus -Txarli-


El Monte Kenia no se ve


Va despejando (I)


Va despejando (II)


Va despejando (III)


Va despejando (IV)


Va despejando (V)


Va despejando (VI)

Etiquetas: ,

Posts más recientes                              Posts anteriores