free hit counter script

jueves, enero 19, 2012

Llena Cantal (2956 m)



Verano 2011

Tras la anunciada lluvia, que había estado cayendo sin cesar toda la noche, nos despertamos sin saber muy bien que hacer. El cielo estaba plomizo y las nubes no anunciaban nada bueno. Mi mano además estaba como una jodida bota de hinchada. Había que decidir. Bajar al hospital a curarme la mano y joder los días de montaña que nos faltaban, o pasar de todo, arriesgarse y tirar para la Llena Cantal. Lo segundo. Cogimos las mochilas y nos pusimos en marcha. Tomamos en GR-11 que va hacia Tebarrai y lo seguimos sin salirnos ni un solo milímetro.


Nubes


Bordeando Respomuso (I)


Bordeando Respomuso (II)


Bordeando Respomuso (III)


Cruzamos la torrentera (I)


Cruzamos la torrentera (II)


Nubes en las Frondellas

Tras cruzar la torrentera comenzamos a ascender hacia el collado de Tebarrai, cruzando alguna que otra torrentera más y ascendiendo poco a poco las diferentes terrazas del camino. En esta zona, justo antes de llegar al bonito ibón de la Llena Cantal, se puso a llover, no mucho, pero lo suficiente para tocar las narices y replantearnos nuestra excursión. Sabíamos que la ascensión a la Llena Cantal no es muy complicada, pero que había que trepar un poquito. Decidimos continuar.


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (I)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (II)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (III)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (IV)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (V)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (VI)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (VII)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (VIII)


Hacia el Ibón de la Llena Cantal (IX)

Al llegar al ibón, la lluvia nos dio una tregua y comenzó tímidamente a despejar. Es un ibón con mucho encanto, por el lugar donde está enclavado, y por las vistas.


Ibón de la Llena Cantal


Llena Cantal (I)


Niebla sobre Tebarrai (I)


Niebla sobre Tebarrai (II)


Niebla sobre Frondellas y Balaitus


Frondellas


Pico Cristales

Bordeamos el ibón por la derecha y continuamos ascendiendo por el GR-11. En un momento dado, nos salimos del GR-11 y nos dirigimos hacia la Llena Cantal. El camino está hitado y con marcas amarillas, así que no tiene pérdida. A tramos la pendiente es elevada, pero la aproximación es sencilla.


Hacia la Llena Cantal (I)


Hacia la Llena Cantal (II)


Hacia la Llena Cantal (III)


Hacia la Llena Cantal (IV)


Hacia la Llena Cantal (V)


Hacia la Llena Cantal (VI)


Hacia la Llena Cantal (VII)


Hacia la Llena Cantal (VIII)


Hacia la Llena Cantal (IX)


Hacia la Llena Cantal (X)


Vista atrás a Tebarrai


Hacia la Llena Cantal (XI)


Hacia la Llena Cantal (XII)


Hacia la Llena Cantal (XIII)


Hacia la Llena Cantal (XIV)


Hacia la Llena Cantal (XV)


Hacia la Llena Cantal (XVI)


Hacia la Llena Cantal (XVII)

Poco a poco la cosa se fue poniendo más y más empinada hasta que llegamos a la zona de trepada. La roca estaba un poco mojada, así que nos lo tomamos con calma y asegurando los pasos. La roca es en general mala y mediocre y hay que ir buscando en diagonal hacia la derecha, una cómoda chimenea. Es evidente. Con cuidado fuimos ascendiendo hasta alcanzar la solitaria cima de la Llena Cantal, uno de los montes más bonitos de todo el sector de Respomuso.


Trepando (I)


Ibón de la Llena Cantal desde la subida


Trepando (II)


Trepando (III)


Trepando (IV)


Trepando (V)


Trepando (VI)


Trepando (VII)


Trepando (VIII)


Trepando (IX)


Trepando (X)


Trepando (XI)

Nos hicimos las fotos de rigor en la cima y disfrutamos de las vistas, entre nubes. Los valles franceses estaban cubiertos de una espesa niebla, y en el lado español, las nubes iban y venían sin parar, escondiendo algunas cimas a nuestros ojos. Como la meteo no estaba asegurada y ya habíamos tenido mucha suerte, decidimos bajar de la cima antes de que se pusiera a llover de nuevo y nos complicara la bajada y el destrepe.


Foto de cima (I)


Foto de cima (II)


Ibón de la Llena Cantal desde la cima


Niebla en el valle de la Piedra de San Martín (I)


Niebla en el valle de la Piedra de San Martín (II)


Embalse de Respomuso


Niebla en los Infiernos

Destrepamos y volvimos al GR-11. Podríamos haber subido a Tebarrai, pero las nubes amenazaban sin parar y decidimos bajar al ibón de la Llena Cantal. Ahí hicimos la parada larga para comer. Mi mano estaba hinchada. Daba miedo.


Volvemos al ibón (I)


Volvemos al ibón (II)


Volvemos al ibón (III)


Volvemos al ibón (IV)


Volvemos al ibón (V)


Volvemos al ibón (VI)


Despeja en los Infiernos


Volvemos al ibón (VII)


Volvemos al ibón (VIII)


Volvemos al ibón (IX)


Volvemos al ibón (X)


Volvemos al ibón (XI)


Volvemos al ibón (XII)


Volvemos al ibón (XIII)


Volvemos al ibón (XIV)


Volvemos al ibón (XV)

Después de comer nos pusimos en marcha de nuevo y regresamos al Refugio por el camino de subida. Cuando estábamos llegando al refugio, el cielo comenzó a despejarse. Parecía que venía buen tiempo, lo que necesitábamos para el día siguiente.


Tebarrai desde el ibón (I)


Llena Cantal desde el ibón (II)


Volvemos al refugio (I)


Volvemos al refugio (II)


Volvemos al refugio (III)


Volvemos al refugio (IV)


Volvemos al refugio (V)


Volvemos al refugio (VI)


Volvemos al refugio (VII)


Volvemos al refugio (VIII)


Volvemos al refugio (IX)


Volvemos al refugio (X)


Volvemos al refugio (XI)


Volvemos al refugio (XII)

A la tarde disfrutamos de un bonito atardecer, y de una vista increíble y precioso de la Llena Cantal y de todos sus hermanos más pequeños.


Atardecer (I)


Atardecer (II)


Atardecer (III)


Atardecer (IV)


Atardecer (V)

Eso si, mi mano seguía teniendo un aspecto bastante desagradable....

(Alguna de las fotos son de Pedro)


Ataque de pulgas (I)


Ataque de pulgas (II)


Ataque de pulgas (III)

Etiquetas: , ,

1 Tus Comentarios:

At 19/1/12 8:31 p. m., Blogger Eduardo said...

Que quieres que te diga, pero yo me hubiese ido a curar la mano primero, no os paso nada, pero imaginate que en la trepada tienes problemas. No solo pones tu vida en juego sino los que van a salvarte. Hay que tener más conocimiento, que no somos críos de 15 años, que días para ir a la montaña hay muchos. No te lo tomes a mal, pero piensa en los demás y no solo en ti, saludos

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores