free hit counter script

lunes, enero 09, 2012

Errozate (1345 m)



Hace unos meses recibí una llamada de Santi, que a ver si me apuntaba para ir al Arrozate. Inmediatamente le dije que si, a pesar de que suponía levantarse a las 4:30 de la mañana. De camino Beherobi, punto de partida, fuimos recogiendo al resto de gente, Antton y Amador.

Partimos del recóndito y pequeño pueblo de Beherobi. Primero por camino asfaltado, fuimos dejando atrás varios caseríos y casitas.


Beherobi


Salimos de Beherobi


Ahado (I)


Sohandi (I)


Ahado (II)

Dejamos la civilización y comenzamos a ascender por un sendero que transcurría entre árboles. La idea era llegar al paraje conocido como Gerestei. El camino iba faldeando las laderas de las montañas siempre con tendencia hacia arriba.


Hacia Gerestei (I)


Hacia Gerestei (II)


Hacia Gerestei (III)


Hacia Gerestei (IV)


Hacia Gerestei (V)


Hacia Gerestei (VI)


Hacia Gerestei (VII)


Hacia Gerestei (VIII)


Sohandi (II)


Hacia Gerestei (IX)


Contraluz desde Gerestei

A partir de aquí comenzaba lo divertido. Dejamos el cómodo camino para hacer un campo a través para alcanzar la arista del Errozate. La campa era empinada de narices. Yo para conseguir subir me fui agarrando a las hierbas tratando de nos resbalar. Sudamos de los lindo para alcanzar la arista. Además, un fuerte viento nos complicó bastante la progresión.


Subiendo al cordal (I)


Subiendo al cordal (II)


Subiendo al cordal (III)


Subiendo al cordal (IV)


Subiendo al cordal (V)


Subiendo al cordal (VI)


Subiendo al cordal (VII)


Subiendo al cordal (VIII)

Alcanzado el cordal, más que cresta, solo nos quedaba recorrerlo hasta alcanzar la cima. Es fácil, muy fácil, y sin peligro, pero el impresionante viento que hacía nos tocó sobremanera las narices. De hecho, en un par de ocasiones el viento me tiró literalmente al suelo, y me hizo perder el equilibrio en innumerables ocasiones.


Por el cordal (I)


Bosque


Por el cordal (II)


Vistas desde el cordal


Por el cordal (III)


Por el cordal (IV)


Por el cordal (V)


Por el cordal (VI)


Por el cordal (VII)


Por el cordal (VIII)


Vista atrás al cordal (I)


Por el cordal (IX)


Vista atrás al cordal (II)


Iparla


Por el cordal (X)


Por el cordal (XI)


Llegando a la cima


Foto de cima (I)


Foto de cima (II)

Con las manos en los bolsillos llegamos todos a la cima. Estuvimos apenas 1 minuto, por que el viento que hacía era tan impresionante que te podías reclinar y sostenerte con su fuerza. Por no hablar de la sensación térmica que producía. Sacamos las fotos de cima, no disfrutamos de la vistas y nos largamos de ahí cagando leches. Lo primero que hicimos fue bajar al Col d'Errozate.


Orhi a lo lejos (I)


Orhi a lo lejos (II)


Bajando al Col d'Errozate (I)


Bajando al Col d'Errozate (II)


Bajando al Col d'Errozate (III)

Comenzamos a bajar hacia el paraje conocido como Gohoxaro, en el fondo del valle que habíamos dejado a nuestra derecha mientras subíamos a la cima del Errozate. Este tramo fue para mi uno de los más bonitos del día, con el serpenteante caminito que bajaba hasta el fondo del valle.


Bajando a Gohoxaro (I)


Bajando a Gohoxaro (II)


Bajando a Gohoxaro (III)


Bajando a Gohoxaro (IV)


Bajando a Gohoxaro (V)


Bajando a Gohoxaro (VI)


Bajando a Gohoxaro (VII)


Bajando a Gohoxaro (VIII)


Zona Gohoxaro (I)


Zona Gohoxaro (II)

Una vez abajo del todo, nos tocaba remontar de nuevo las laderas de las montañas para llegar hasta Arlepoa. Remontamos la ladera opuesta a la de bajada para llegar hasta el citado lugar, donde estaban rodando una película, la sorpresa del día.


Subimos a Arlepoa (I)


Subimos a Arlepoa (II)


Vista atrás


Subimos a Arlepoa (III)


Venimos de ahí arriba


Subimos a Arlepoa (IV)


Arlepoa (I)


Arlepoa (II)

Ya solo quedaba continuar brevemente el camino para acceder a la cueva de Harpea. Más que una cueva es un abrigo, pero es un lugar mágico, precioso. A mi me encantó. Más que la cueva me gustó la pequeña majada que hay justo en frente, con dos chabolitas y un pequeño prado verde atravesado por un riachuelo. Ahí hicimos la parada larga para comer. El bocata me supo a gloria.


Hacia Harpea


Harpea (I)


Harpea (II)


Harpea (III)


Harpea (IV)


Txabolas de Harpea (I)


Txabolas de Harpea (II)

Tras el descanso, continuamos nuestro camino hacia Organbide Lepoa. A Harpea se puede llegar en coche. Nosotros usamos el camino asfaltado, pero muy destartalado, para llegar a Organbide Lepoa. En este tramo disfrutamos de las vistas del Errozate y de nuestro camino de subida, que desde lo lejos lo hacía más espectacular. De camino, dejamos de lado algún que otro mugarri y un gran Crómlech.


Dejamos Harpea (I)


Dejamos Harpea (II)


Dejamos Harpea (III)


Una mirada al valle


Errozate (I)


Vista atrás a Arlepoa (I)


Hacia Organbide Lepoa (I)


Errozate (II)


Vista atrás a Arlepoa (II)


Hacia Organbide Lepoa (II)


Hacia Organbide Lepoa (III)


Panoramica de Errozate


Hacia Organbide Lepoa (IV)


Errozate (III)


Beherobi a lo lejos


Hacia Organbide Lepoa (V)


Errozate (IV)


Contrastes otoñales


Mugarri


Crómlech


Hacia Organbide Lepoa (VI)

Ya solo faltaba volver a bajar a Beherobi, primero por senderitos, luego por caminos y finalmente por pistas. Una vuelta brutal.


Bajamos a Beherobi (I)


Cresta de Errozate (I)


Bajamos a Beherobi (II)


Bajamos a Beherobi (III)


Bajamos a Beherobi (IV)


Bajamos a Beherobi (V)


Bajamos a Beherobi (VI)


Cresta de Errozate (II)


Bajamos a Beherobi (VII)


Bajamos a Beherobi (VIII)


Bajamos a Beherobi (IX)


Bajamos a Beherobi (X)


Por ahí subimos


Bajamos a Beherobi (XI)


Bajamos a Beherobi (XII)


Bajamos a Beherobi (XIII)

Resulta que nos dimos cuenta que de Beherobi se podía pasar a Orbaitzeta por Organbide Lepoa, en vez de volver a Donibane Garazi, Valcarlos y subir el puerto ese del demonio hasta Orreaga. Así que terminamos visitando la fábrica de Orbaitzeta.


Fábrica de armas de Orbaitzeta (I)


Fábrica de armas de Orbaitzeta (II)

Etiquetas: , ,

1 Tus Comentarios:

At 9/1/12 10:03 a. m., Blogger jefoce said...

Qué pasada de circular, Kepa. Es una zona que me encanta. Te digo lo mismo que a Antton en su día, no parece que la cuesta herbosa (por las fotos) sea para tanto. Pero vamos, si lo decís por algo será.

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores