free hit counter script

miércoles, febrero 05, 2014

Tres Dedos y Peñalba por el Portillo de Avellaneda



Hace unas semanas nos fuimos Mireia y yo a preparar una salida de montaña por el valle de Mena, salida para hacerla en febrero con los amigos de Mendiak.net. Nos acercamos hasta la pequeña pedanía de Anzo, donde dejamos el coche junto a la iglesia. El día estaba plomizo y la meteorología no estaba asegurada, pero decidimos arriesgar y tirar para arriba.

Salimos por la parte alta del pueblo por una pista agrícola, dejamos las últimas granjas a nuestra espalda y continuamos hasta alcanzar un característico cortafuegos.


Salimos de Anzo (I)


Salimos de Anzo (II)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (I)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (II)


Valle de Mena (I)


Niebla en la sierra


Aparece la cueva de Santa Cecilia (I)


Aparece la cueva de Santa Cecilia (II)

Tomamos el cortafuegos y comenzamos a ascender. Teníamos que alcanzar la cueva de Santa Cecilia. El cortafuegos dio paso a una pista,dejando todos los cruces a la derecha. Nosotros fuimos por la izquierda hasta alcanzar la parte más alta de la pista, que es donde muere.

Dejamos la pista y comenzamos a subir en fuerte pendiente por una traza de sendero paralela al bosque y a la pedrera oculta por la vegetación que se puede intuir a la izquierda del sendero. Tras salir del bosque, nos quedaba la dura ascensión por los prados hasta alcanzar la cueva. Se suda.


Hacia la cueva de Santa Cecilia (III)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (IV)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (V)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (VI)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (VII)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (VIII)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (IX)


Hacia la cueva de Santa Cecilia (X)


Llegamos a la cueva

Ya solo llegar hasta ahí merece la pena. La cueva tiene una gran entrada y se supone que continua por las entrañas de la sierra, pero hay que mancharse para continuar. Las vistas son espectaculares.


Cueva de Santa Cecilia (I)


Cueva de Santa Cecilia (II)


Cueva de Santa Cecilia (III)


Cueva de Santa Cecilia (IV)

No podíamos demorarnos, así que continuamos. Ahora había que ladear un buen tramo hasta alcanzar la base del portillo de Avellaneda. La ladeada es sencilla, aunque no hay un sendero demasiado claro, únicamente indicios y trazas del mismo.

Una vez bajo el portillo, hay que tomar por la izquierda. El portillo está dividido en dos canales por una farallón. Yo siempre he subido por la izquierda, es más expuesto pero más sencillo técnicamente por lo que tengo leído de otras referencias con respecto a la subida por la derecha. Es sencillo,pero no se puede fallar, si no la ostia puede ser monumental. En mojado, por ejemplo, puede ser muy jodido. Yo lo tengo subido jarreando, pero no fue muy agradable.


Faldeando (I)


Vista atrás faldeando


Faldeando (II)


Faldeando (III)


Portillo de Avellaneda (I)


Portillo de Avellaneda (II)


Portillo de Avellaneda (III)


Portillo de Avellaneda (IV)


Portillo de Avellaneda (V)


Portillo de Avellaneda (VI)


Portillo de Avellaneda (VII)


Portillo de Avellaneda (VIII)


Portillo de Avellaneda (IX)


Portillo de Avellaneda (X)


Portillo de Avellaneda (XI)


Portillo de Avellaneda (XII)


Salimos del portillo

Una vez superado el portillo, hay que girar a la izquierda y buscar la cima del Tres Dedos, o "el del helicóptero" como dicen los del valle de Losa. Nosotros tuvimos una niebla de mil demonios,pero no tiene pérdida. Hay que buscar el cortado y continuar hasta la cima. Nosotros llegamos a la cima, nos sacamos la foto, y continuamos por que no se podía estar.


Hacia el Tres Dedos (I)


"Ojo" (I)


Hacia el Tres Dedos (II)


Hacia el Tres Dedos (III)


Cima del Tres Dedos

Volvimos sobre nuestros pasos y regresamos al portillo. Del portillo se puede hacer dos cosas, una continuar por el cortado hasta la subida al Peñalba de Lerdano, o bajarse al fondo del valle de Losa y subir el Peñalba de Lerdano. Nosotros hicimos lo segundo, más que nada por que la primera opción es incómoda y además hacía muchísimo viento y frío, y preferimos buscar el resguardo del fondo del valle.

Una vez en el fondo del valle hay que buscar una pista que nos lleva a la base del Peñalba, y ahí los hitos nos guiarán hasta la cima, pasando junto al As de Bastos, también llamado "el chorizo". La subida al Peñalba es empinada y se suda. Para variar, el viento y el frío continuaba, así que tras las fotos de rigor y el disfrute de las vistas, recogimos todo y nos pusimos de nuevo en marcha.


Hacia el Peñalba de Lerdano (I)


Hacia el Peñalba de Lerdano (II)


Peñalba entre la niebla


Vista atrás al Tres Dedos


Hacia el Peñalba de Lerdano (III)


Valle de Mena (II)


Valle de Mena (III)


"Ojo" (II)


Hacia el Peñalba de Lerdano (IV)


Hacia el Peñalba de Lerdano (V)


Hacia el Peñalba de Lerdano (VI)


Hacia el Peñalba de Lerdano (VII)


Hacia el Peñalba de Lerdano (VIII)


Hacia el Peñalba de Lerdano (IX)


Hacia el Peñalba de Lerdano (X)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XI)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XII)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XIII)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XIV)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XV)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XVI)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XVII)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XVIII)


"As de Bastos" (I)


"As de Bastos" (II)


"As de Bastos" (III)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XIX)


Vistas de la sierra (I)


Vistas de la sierra (II)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XX)


Hacia el Peñalba de Lerdano (XXI)


Llegamos al Peñalba de Lerdano


En la cima del Peñalba de Lerdano (I)


En la cima del Peñalba de Lerdano (II)

La bajada la hicimos por el collado del Peñalba de Lerdano, que es muy bonita. La bajada transcurre por el hayedo, por una senda muy chula, que zigzaguea por las laderas de la montaña.


Peña Mayor desde el Peñalba de Lerdano


Descendemos (I)


Descendemos (II)


Descendemos (III)


Descendemos (IV)


Descendemos (V)


Descendemos (VI)


Descendemos (VII)


Descendemos (VIII)


Sierra desde la bajada (I)


Sierra desde la bajada (II)


Descendemos (IX)


Descendemos (X)


Descendemos (XI)


Descendemos (XII)


Descendemos (XIII)


Descendemos (III)


Descendemos (XIV)


Vistazo al Peñalba


Por ahí hemos subido (I)


Por ahí hemos subido (II)

Tras el vertiginoso descenso, ya solo quedaba llegar de nuevo a Anzo, cosa que hicimos por un sendero preparado para BTT. Es lo más duro, más que nada por el cansancio acumulado. Durante este tramo pudimos observar, ya sin niebla, por donde habíamos ascendido. Parece mentira que se pueda subir por ahí.


Volvemos a Anzo (I)


Volvemos a Anzo (II)


Volvemos a Anzo (III)


Por ahí hemos subido (III)


Por ahí hemos subido (IV)


Volvemos a Anzo (IV)


Volvemos a Anzo (V)


Volvemos a Anzo (VI)


Por ahí hemos subido (V)


Por ahí hemos subido (VI)


Llegamos a Anzo

Tras la marcha de montaña, y aprovechando que habíamos terminado pronto, de camino a casa hicimos una parada en Balmaseda para enseñarle a Mireia el puente más bonito de Bizkaia, sin discusión alguna.


Puente de Balmaseda (I)


Puente de Balmaseda (II)


Puente de Balmaseda (III)


Puente de Balmaseda (IV)


Puente de Balmaseda (V)


Etiquetas: ,

3 Tus Comentarios:

At 7/2/14 10:21 a. m., Blogger Matilde said...

Me ha encantado vuestro post. Siempre hay joyas que descubrir.

 
At 10/2/14 8:56 a. m., Blogger Kepa said...

Si, siempre hay lugares por descubrir, y encima están al lado de casa!!!

 
At 10/2/14 9:17 p. m., Blogger Joan González said...

Hay Kepa...cuanto te quieren...

salut
joan

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores