free hit counter script

miércoles, octubre 10, 2012

Diente de Batanes



Primavera 2012

Nos acercamos Mikel, Andoni, Mireia y yo hasta Pirineos para dar un par de vueltas montañeras. El sábado nos fuimos hasta Panticosa con idea de hacer alguno de los Dientes de Batanes. Mikel, que iba con los perros, finalmente no pudo acompañarnos todo lo que le hubiera gustado, pero al menos pudo llegar a Bachimaña.

Comenzamos a andar con las primeras y tímidas luces del día, siempre en dirección a los ibones de Bachimaña. Las cascadas y el sendero sinuoso nos lo complicó un poquito al principio, pero poco a poco fuimos ascendiendo hasta los ibones de Bachimaña, que estaban a tope de agua.


Garmo Negro desde Panticosa


Hacia Bachimaña (I)


Sapo


Hacia Bachimaña (II)


Hacia Bachimaña (III)


Hacia Bachimaña (IV)


Hacia Bachimaña (V)


Hacia Bachimaña (VI)


Hacia Bachimaña (VII)


Hacia Bachimaña (VIII)


Serrato a lo lejos


Mirada al valle


Bachimaña Bajo (I)


Bachimaña Bajo (II)

Bordeamos los ibones por la izquierda. Aquí hubo que vadear el río que bajaba de los ibones Azules, cosa que no resultó ser fácil, ya que el deshielo estaba en pleno apogeo y bajaba caudaloso y con fuerza.


Por Bachimaña Alto (I)


Por Bachimaña Alto (II)


Por Bachimaña Alto (III)


Infiernos (I)


Vadeamos el río (I)


Vadeamos el río (II)


Vadeamos el río (III)


Infiernos (II)

Tras terminar de bordear los ibones de Bachimaña, los dejamos atrás y continuamos la marcha en ligera ascensión a los ibones de Bramatuero, primero el bajo.


Torrentera


Bachimaña Alto (I)


Bachimaña Alto (II)


Bramatuero Bajo (I)


Bramatuero Bajo (II)


Infiernos desde Bramatuero Bajo

Nos fuimos hasta la parte final del ibón en busca del sendero que nos llevó al ibón de Bramatuero Alto. Los neveros que aún persistían en el camino nos pusieron las cosas difíciles, aunque finalmente pudimos pasar sin mayor problema. La zona de Bramatuero Alto es brutal de bonita.


Hacia Bramatuero Alto (I)


Hacia Bramatuero Alto (II)


Hacia Bramatuero Alto (III)


Hacia Bramatuero Alto (IV)


Hacia Bramatuero Alto (V)


Hacia Bramatuero Alto (VI)


Hacia Bramatuero Alto (VII)


Hacia Bramatuero Alto (VIII)


Hacia Bramatuero Alto (IX)


Hacia Bramatuero Alto (X)


Hacia Bramatuero Alto (XI)


Hacia Bramatuero Alto (XII)


Hacia Bramatuero Alto (XIII)


Hacia Bramatuero Alto (XIV)


Bramatuero Alto (I)


Bramatuero Alto (II)

Ya solo quedaba acercarse hasta nuestro objetivo, que aún estaba lejos y alto. Cruzamos la presa y fuimos buscando el mejor camino, tratando de evitar los neveros y zonas de nieve. Básicamente hay que bordear el Serrato por la izquierda, pero sin pegarse demasiado a él, ganando altura y acercándonos poco a poco al collado que separa el Serrato, batanes y Xuans. Tras alcanzar el citado collado, ya solo quedaba subir un par de rampas de piedra suelta hasta alcanzar el diente de Batanes más occidental, que es el más sencillo de los tres.


Hacia Batanes (I)


Hacia Batanes (II)


Batanes


Hacia Batanes (III)


Hacia Batanes (IV)


Hacia Batanes (V)


Vignemale (I)


Vignemale (II)


Hacia Batanes (VI)


Hacia Batanes (VII)


Hacia Batanes (VIII)


Hacia Batanes (IX)


Hacia Batanes (X)


Hacia Batanes (XI)


Hacia Batanes (XII)


Xuans


Hacia Batanes (XIII)


Serrato


Hacia Batanes (XIV)


Hacia Batanes (XV)


Hacia Batanes (XVI)


Hacia Batanes (XVII)


Hacia Batanes (XVIII)


Hacia Batanes (XIX)

Habíamos tardado 5 horas desde Panticosa. Es una pedazo de excursión, larga y dura, pero que recompensa con creces el esfuerzo realizado. Disfrutamos de lo lindo de las vistas, así como de la soledad y de los bocatas jejejeje. Una pena que Mikel no pudiera habernos acompañado hasta el final.


En Batanes (I)


En Batanes (II)


En Batanes (III)


En Batanes (IV)


En Batanes (V)


En Batanes (VI)


Infiernos y Midi


Panorámica desde la cima

Por desgracia, y como siempre sucede, hay que bajar. En vez de bajar por donde habíamos subido, que hubiera sido largo y tedioso, decidimos bajar por la zona de Labaza. Descendimos al collado y de aquí a la zona de Labaza siguiendo hitos y marcas. Está bien marcado y el camino es lógico, aunque muy empinado. Pasamos por varios ibones y varios neveros.

Tras dejar toda esta zona atrás, ya solo quedaba descender hasta Panticosa, por una larga y vertiginosa ladera hasta alcanzar el GR11, y de aquí hasta Panticosa, donde el pedazo de pan de Mikel nos estaba esperando con unas claras. Se había pasado por el supermercado y nos dio un alegrón de mil demonios.

Gracias Mikel!!!!

Es una salida larga y dura, pero que merece mucho la pena. Yo la he hecho ya tres veces, las tres con objetivos diferentes: Xuans, Serrato y Batanes, y creo que podría volver a hacerla mil veces más.


Ibones congelados


Descendemos (I)


Descendemos (II)


Descendemos (III)


Descendemos (IV)


Descendemos (V)


Descendemos (VI)


Descendemos (VII)


Descendemos (VIII)


Descendemos (IX)


Descendemos (X)


Descendemos (XI)


Descendemos (XII)


Descendemos (XIII)


Batanes quedan detrás


Descendemos (XIV)


Descendemos (XV)


Descendemos (XVI)


Descendemos (XVII)


Batanes y Xuans


Descendemos (XVIII)


Descendemos (XIX)


Descendemos (XX)


Descendemos (XXI)


Descendemos (XXII)


Descendemos (XXIII)


Descendemos (XXIV)


Descendemos (XXV)


Descendemos (XXVI)


Descendemos (XXVII)


Descendemos (XXVIII)


Descendemos (XXIX)


Descendemos (XXX)


Llegamos a Panticosa


Cervecita


Batanes desde Tramacastilla

Etiquetas: , ,

Posts más recientes                              Posts anteriores