free hit counter script

miércoles, agosto 24, 2011

Alen (803 m), Betaio (753 m) y Ventoso (731 m)

Un día de verano que estaba hasta las narices cogí el coche y me acerqué hasta el puerto de Las Muñecas, limítrofe entre Bizkaia y Cantabria. La idea era recorrer el cordal que pasa por Alen, Betaio y Ventoso.

Desde el puerto de Las Muñecas tomé la pista que va bordeando un pinar enorme al que habían aplicado el principio de la matarrasa, vamos, un espanto de lugar. La pista es larga y tediosa. Hacía mucho calor, así que fui buscando las sombras. Tras un rato, llegué a un amplio collado cosido a pistas y tomé la directa por una especie de cortafuegos. Tras el breve pero fuerte repecho, llegué a una zona de campas un poco más amables, para a continuación, proseguir de nuevo por pista hasta otro amplio collado que separa el Betaio del Alen. Tras girar a la izquierda y ganar un poco de altura, recorrí el breve cordal hasta la cima del Alen, que estaba infestado de moscas, mosquitos y hormigas voladoras. Vistas más que discutibles, lo único reseñable del monte es que aún parecen conservarse restos de lo que posiblemente era una línea defensiva de trincheras de la guerra civil.


Las Muñecas (I)


Las Muñecas (II)


Hacia Peña Alen (I)


El mar al fondo


Hacia Peña Alen (II)


Betaio al fondo (I)


Betaio al fondo (II)


Hacia Peña Alen (III)


Hacia Peña Alen (IV)


Hacia Peña Alen (V)


Hacia Peña Alen (VI)


Hacia Peña Alen (VII)


Hacia Peña Alen (VIII)


Peña Alen al fondo


Hacia Peña Alen (IX)


Hacia Peña Alen (X)


Peña Alen


Betaio y Ventoso desde Peña Alen

Volví sobre mis pasos hasta el collado y me encaminé hacia el Betaio, pequeña tachuela en mitad de la nada, sin el mayor interés que el de tacharla. Monte feo y lleno de helechos.


Macizo de Jorrios


Hacia Betaio (I)


Hacia Betaio (II)


Hacia Betaio (III)


Hacia Betaio (IV)


Betaio


Peña Alen desde Betaio

Continué en dirección al Ventoso que se veía a lo lejos jalonado de antenas y una caseta. Proseguí por pistas y más pistas, descubriendo un paisaje destrozado por la voraz industria maderera del pino, tan propensa a la matarrasa. Un despropósito ecológico.

Lo único bueno de la cima del Ventoso fue precisamente la destartalada edificación, que me proporciono una gozosa sombra.


Hacia Ventoso (I)


Hacia Ventoso (II)


Caballito (I)


Caballito (II)


Hacia Ventoso (III)


Hacia Ventoso (IV)


Ventoso


Alen y Betaio desde Ventoso

La vuelta la realicé por donde había ido, pero saltándome el Betaio, que se puede bordear por su ladera más escarpada.

Una mierda de sitio, que no entiendo como la FVM puede recomendar su visita...


De regreso (I)


De regreso (II)

Etiquetas: , ,

1 Tus Comentarios:

At 27/8/11 9:49 p. m., Blogger rosa said...

Este lugar no lo conozco, pero si he ido a lugares que "recomiendan" y son verdaderamente una birria.

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores