free hit counter script

viernes, abril 30, 2010

Acceso a Cregüeña

En agosto del año pasado nos fuimos Pablo "Porma" y yo a pasar una semana en el valle de Cregüeña. La idea era hacer todos los tresmiles de la zona, al menos los que fueran posibles, y culminar la gesta con la Cresta de los 15 Gendarmes al Alba, consideradas una de las crestas más complicadas de Pirineos, pero de esto ya hablaremos...

Salí de Bilbao y me dirigí hasta Pamplona, donde había quedado con Pablo. Ahí dejamos su coche y nos fuimos con el mío hasta Benasque. Entre medio, y como fuimos sin prisa, hicimos un par de paraditas para reponer líquido y comer algo.

Llegamos al punto de inicio de ruta, sacamos todo del maletero y ahí ya empezamos a partirnos la caja. Madre mía que de cosas había que subir. Metimos todo en la mochila, pero todo no entraba jajajaja. Volvimos a sacarlo todo, eliminamos cosas innecesarias, volvimos a meter todo en las mochilas. No quedó más remedio que llevar cosas colgando de la mochila por fuera.

Comenzamos a subir por una senda muy marcada pero infernal. Dios que cuestorro. Cargados como mulas y con un calor y humedad infernal casi nos morimos. Poco a poco fuimos subiendo hasta alcanzar la pileta que antecede a la última subida.



Cuesta infernal (I)


Cuesta infernal (II)


Cuesta infernal (III)


Llegando a la pileta de Cregüeña


Río Cregüeña


Panorámica desde la pileta


En poco tiempo desaparecieron los árboles y el terreno se convirtió en un caos de piedras. La pendiente imponente y en cansancio grande. Habíamos decidido acampar en el ibonet en vez de en el ibón de Cregüeña. EL cabrón del ibonet está escondido y casi nos lo pasamos.

Llegamos destrozados, descansamos un poquito y buscamos un sitio decente donde plantar la tienda. Al de poco, Pablo ya tenía hambre. Que raro....



Hacia el ibonet (I)


Hacia el ibonet (II)


Vistas desde el ibonet


Ibonet


Tuvimos un atardecer muy bonito, aunque lo mejor de la tarde fue verle a Pablo a dosmil y pico metros de altura en zapatillas de casa jajajajajaja. Me reí mucho y le pregunte que que narices hacía en zapatillas. En los sucesivos días eché de menos no haber llevado yo unas zapatillas....



Las zapatillas de Pablo


Vistas desde la tienda


Pablo "como en su casa"

Etiquetas: , ,

1 Tus Comentarios:

At 5/5/10 12:28 a. m., Blogger Pekas said...

jajjajaja.. vale... vale... ahora entiendo lo de la tienda... estuvistéis varios días en la zona.. ahhhhhhhhhh.... ;-)))

Y es cierto.. esa "cuesta"... cuesta lo suyo.. ;-)))

( Nosotros nos pusimos en algo más de dos horas en el vivac del ibonet desde el puente de Cregueña... la crema de cacahuete con mermelada de arándanos... que me da el power.. ;-)))

 

Publicar un comentario

<< Home

Posts más recientes                              Posts anteriores